viernes, 27 de enero de 2012

La tormenta solar registrada el lunes pasado impactó en la magnetósfera terrestre

La tormenta solar registrada el lunes pasado impactó hoy en la magnetósfera terrestre sin producir efectos registrables en los sitemas satelitales o de telecomunicaciones, informó la Agencia Espacial Estadounidense (Nasa) en su sitio de internet.
La Nasa advirtió que el impacto podría causar auroras boreales más frecuentes que lo habitual en las latitudes más bajas del planeta.
La magnetósfera es una región de la atmósfera en la que el campo magnético terrestre desvía la mayor parte del viento solar y forma un escudo protector contra las partículas cargadas de alta energía procedentes del Sol.
La Nasa explicó que la colisión de las partículas de la eyección de masa coronal (CME) con el campo magnético de la Tierra amplió la tormenta de radiación solar de tal manera que ahora es considerada la más grande desde octubre de 2003.
La ráfaga de protones altamente energéticos denominados "partículas solares energéticas", expulsados por la CME en dirección a la Tierra, podría generar auroras boreales en latitudes bajas al comprimir durante el impacto el campo magnético terrestre.
Las tormentas de radiación solar "pueden afectar las operaciones de satélites y la propagación de la onda corta de radio, pero no puede dañar a los humanos en la Tierra", explicó la Nasa desde su sitios web.
El sol entró en erupción la tarde del 22 de enero 2012 y generó una expulsión masa coronal (CME) en dirección a la tierra.
La última tormenta de radiación solar de esta intensidad se había registrado en septiembre de 2005, según el Centro de Predicción del Clima Espacial.

Fuente Agencia Télam

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG