jueves, 26 de enero de 2012

México es el país con la mayor base de datos sobre su biodiversidad

México ya es el país que cuenta con la mayor base de datos sobre sus ecosistemas y biodiversidad, al sumar 5.1 millones de registros de especies animales y vegetales, así como mapas de geo-referenciación y fotografías satelitales, dio a conocer el director de Enlaces y Asuntos Internacionales de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), Hesiquio Benítez Díaz.
En entrevista con Crónica, dijo que el modelo de la Conabio es tan exitoso que países de África del este solicitaron asesoría para construir un sistema similar con base en Kenia. Otros sistemas similares que comenzaron a construirse en paralelo, pero que actualmente son menores al modelo mexicano están en Costa Rica, Australia y Colombia.
El próximo 16 de marzo de 2012, la Conabio cumplirá 20 años de operación. A menos de dos meses del aniversario, el biólogo Benítez Díaz explicó que los datos recolectados permiten afirmar que México es el cuarto país con más biodiversidad del mundo, pero es el número uno en cuanto a recopilación y procesamiento de datos, así como en puesta a disposición para que autoridades y sociedad civil apoyen su toma de decisiones.
“No se trata sólo de conocer qué especies animales y vegetales tenemos, sino dónde están, dónde hay más y dónde hay menos”, indicó el funcionario de Conabio. “La gran diferencia de lo que tenemos hoy, en comparación con lo que había hace 20 años, es que no sólo tenemos  un gran cúmulo de datos. Conabio revisa la información, la digiere, la interpreta y la presenta de un modo que sirva para la toma de decisiones. Eso es lo que hace al SNIB único en el mundo”.
La principal base de datos se llama Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad (SNIB) y existe otra base de datos llamada Red Mexicana de Información sobre Biodiversidad (Remib). Ambas están construidas con datos de colecciones científicas que están en México, incluyendo herbarios, colecciones de animales disecados, así como hallazgos de especies en recientes expediciones de campo. Además han contribuido con millones de datos más 40 instituciones extranjeras que tienen ejemplare mexicanos en sus acervos.
SOCIEDAD VIRTUOSA. A partir de datos aparentemente inconexos, el SNIB ha ayudado a construir una imagen bastante completa del pasado, presente y algunas proyecciones futuras sobre la biodiversidad mexicana. Teniendo el nombre científico de una especie que ya había sido registrada se puede conectar mucha información asociada, al tener reportado el espacio físico del hallazgo se puede ubicar con coordenadas geográficas y al tener una fecha podemos hacer proyecciones de tiempo. Con el SNIB se puede saber dónde existen o existieron algunas especies o si ya no existen, en qué lugares se podrían reintroducir.
“Conabio no compite con instituciones que saben muy bien cómo colectar estos datos, como las universidades, los museos o los herbarios. Una decisión muy importante fue conseguir recursos financieros y apoyar a la investigación de los inventarios biológicos, directamente por parte de las colecciones que están generando datos. Esto generó una relación muy positiva con las instituciones, que ayudó a enriquecer todo el SNIB”, informó Hesiquio Benítez.
Sobre esta base se agregan datos sobre legislación, imágenes de satélite, mapas, datos económicos y datos estadísticos, que le dan en conjunto un valor agregado a la información.
Actualmente, la Conabio invierte cerca de 20 millones de pesos para apoyar los inventarios biológicos en colecciones científicas de México y seguir colectando datos. El objetivo cercano de la Comisión es tener 7 millones de registros para el año 2014.

Fuente Crónica México y Conabio

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG