miércoles, 8 de febrero de 2012

La intensa ola de frío polar en Europa podría durar hasta fines de febrero

La intensa ola de frío que azota Europa podría durar hasta fines de Febrero, dijeron destacados meteorólogos, lo que eleva la posibilidad de que continúen subiendo los precios de gas al contado.
El aire polar del norte de Rusia flanqueando un área de altas presiones ha impedido que un clima más cálido entre en Europa desde el Atlántico, sumiendo a buena parte del continente en temperaturas bajo cero buena parte de los últimos diez días, dijo Reuters.
"Tenemos más confianza en un cambio a mediados de febrero, pero no a un clima más suave", dijo Leon Brown, meteorólogo en The Weather Channel en Gran Bretaña, indicó Reuters.
Funcionarios de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en una intervención en Ginebra esta semana, tampoco descartaron la posibilidad de que las temperaturas frías duren el resto de febrero.
Omar Baddour, que coordina el programa de seguimiento de datos de clima de la OMM, dijo que existía la posibilidad de que el sistema de presiones pueda comenzar a levantarse la próxima semana, pero dijo que también podría continuar hasta finales de mes.
Se espera que la diferencia de presión entre Europa y el Ártico conocida como "oscilación ártica negativa," parte de la causa del clima frío, tarde dos o tres semanas en volver al equilibrio, dijo Baddour, lo que significa que podría no haber un deshielo pronto.
Aunque el fenómeno del sistema de altas presiones no es inusual, el cambio drástico a temperaturas por debajo de lo normal tras semanas de invierno moderado tomó a los expertos por sorpresa, dijo Brown.
"Es bastante único y un poco desconcertante cómo se ha desarrollado este invierno," dijo Brown. "No es habitual que se desarrolle tan de repente y se ha vuelto un bloque persistente hacia fines de enero y febrero", añadió.
La ola de frío es la más intensa que ha ocurrido en un mes de febrero en 26 años, dijo Georg Müller, que se encarga del tiempo en Point Carbon, empresa de Thomson Reuters.
"Fue en 1986 cuando tuvimos el último frío severo (en febrero)", dijo Müller.
El tamaño del actual bloque siberiano hace difícil predecir cómo se moverá, dijo Brown.
"En esta ocasión, este gran bloque de aire frío.. pareciera influir en la forma en que los vientos se comportan en lugar de al revés", dijo. "No esperábamos que el bloque frío se volviera tan persistente y luego se moviera hacia el este".
Incluso los modelos informáticos están teniendo problemas para hacer previsiones para cuando el sistema salga de Europa, dijo Brown.

Fuente Reuters

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG