martes, 27 de marzo de 2012

El gran derrame de petróleo del Golfo de México alcanzó a corales profundos

Fuente Reuters
Según científicos del Haverford College (Estados Undidos), el derrame de petróleo del Deepwater Horizon ha afectado a los corales de aguas profundas. El estudio, publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', ha utilizado una amplia gama de vehículos submarinos para investigar los corales; y cromatografía de gases bidimensional, para determinar, con precisión, el origen de los hidrocarburos del petróleo encontrados.
La autora principal del estudio, Helen White, ha señalado que "las comunidades biológicas en las profundidades del Golfo de México están separadas de la actividad humana, en la superficie, por 1.220 metros de agua; por lo que no es esperable que los corales de aguas profundas que se vean afectados por un derrame de petróleo típico". "Sin embargo, la magnitud y profundidad del derrame del Deepwater Horizon, hacen que éste sea un caso muy diferente. Debido a la naturaleza sin precedentes del derrame, sus efectos son de mayor alcance que los de aquellos que se producen en la superficie", ha alertado.
El estudio surgió de una investigación inicial en el Golfo, dirigida por Fisher, a finales de octubre de 2010 -aproximadamente seis meses después del derrame de petróleo. Utilizando el vehículo operado por control remoto (ROV, por sus siglas en inglés), Jason II, el equipo examinó nueve sitios, a 20 km del pozo de Macondo, encontrando comunidades de corales sanas. Sin embargo, cuando el ROV exploró otra área, a 11 km al sudoeste del lugar del derrame, el equipo descubrió numerosas comunidades de coral, cubiertas de un material floculante de color marrón, y con signos de daño en los tejidos.
El biólogo Charles Fisher ha explicado que, "tan pronto como el ROV se acercó lo suficiente a la comunidad de corales, se pudo observar que estaba demasiado blanco y marrón, y que había poco color en los corales y estrellas de mar". "Una vez el ROV estuvo sificientemente cerca como para acercarse a algunas colonias, descubrió una abundancia de corales estresados, que motraban claros signos de un impacto reciente", ha señaladp.
Estas comunidades de coral estaban a una profundidad de 1,310 metros de profundidad, en las proximidades del pozo Macondo. La naturaleza sin precedentes de esta observación sugiere un daño a las comunidades de coral, como resultado del derrame de petróleo.
Un mes después de regresar del mar, los científicos regresaron a analizar el Golfo. "Ya se conocía el impacto del petróleo en las aguas superficiales, la costa, y la vida marina, pero ésta era la primera vez que se exploraba el fondo marino para examinar los efectos sobre los ecosistemas de aguas profundas", ha afirmado White.
Para examinar las profundidades, el equipo empleó el vehículo submarino autónomo Sentry, con el fin de cartografiar y fotografiar el fondo del océano; y el vehículo Alvin, para obtener una mejor visión de los corales. Durante seis inmersiones, el equipo recogió sedimentos y muestras de los corales para su análisis. "Como geoquímica, el principal objetivo en esta investigación fue determinar la composición del material floculante marrón, que cubría los corales, y el origen de los hidrocarburos presentes", ha apuntado White.
Dado que el petróleo puede filtrarse a través de las grietas del fondo del mar del Golfo, la identificación de la fuente de hidrocarburos de petróleo, en las muestras, puede ser un reto para los científicos, especialmente teniendo en cuenta que el petróleo se compone de una mezcla compleja de compuestos químicos diferentes. Sin embargo, existen diferencias, a menudo leves, en los hidocarburos, que pueden ser utilizadas para rastrear su origen.

Fuente Europa Press

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG