martes, 13 de marzo de 2012

El medio ambiente y su relación con la salud

El medio ambiente y su relación con la salud - Existe una estrecha relación entre los daños que el ser humano le ha ocasionado al medio ambiente y lo que este repercute en la salud humana. Muchas de las enfermedades que hoy nos afectan son sensibles a los cambios climáticos, estos pueden condicionar su incidencia, propagación e incluso modificaciones en la dinámica de muchas de ellas. El calentamiento de la tierra se acelera lo que presupone mayor número de desastres naturales, fenómenos meteorológicos, olas de calor, aumento del nivel de mar, sequías, cambios en los ciclos hidrológicos, estamos frente a una realidad alarmante.
Múltiples son los ejemplos que pudieran argumentar lo que decimos. Los mosquitos transmiten a los seres humanos alrededor de 100 virus conocidos, entre ellos los de la fiebre dengue y la fiebre amarilla. La deforestación de grandes extensiones de bosques puede propiciar el aumento de mosquitos, de manera que la afectación al medio desemboca directamente en el daño a la salud humana. En zonas urbanas donde el hombre ha abandonado el control epidemiológico de estos insectos han aparecido epidemias recurrentes de Dengue. El cólera se reintrodujo en 1991 en muchos países de América después de varias décadas de ausencia, facilitado por las deficiencias de agua y saneamiento.
Actualmente, enfermedades infecciosas como el Paludismo y la Tuberculosis, han reaparecido en muchas partes del mundo y otras no conocidas, están surgiendo a un ritmo alarmante.
El empeoramiento del medio puede aumentar las enfermedades transmitidas por alimentos, por el agua, por vectores y las enfermedades relacionadas con la contaminación del aire, en este sentido, los efectos de la contaminación ambiental constituyen un problema global. Esto podría ser más grave en zonas con enfermedades endémicas sensibles al clima.
A esto podemos agregar otros factores que empeoran la situación, el crecimiento de la población humana, la frecuencia de viajes internacionales, la superpoblación de ciudades con malos sistemas de saneamiento y la mayor exposición del ser humano a los vectores de enfermedades.
Punto y aparte merece la situación de la niñez. El medio ambiente es uno de los factores que puede influir en el número de defunciones infantiles anuales y en la calidad de vida de los mismos. La exposición a riesgos ambientales perjudiciales para la salud puede comenzar antes del nacimiento. El plomo presente en el aire, el mercurio en los alimentos, así como otras sustancias químicas, pueden provocar efectos a menor o mayor plazo. Algunos son la infertilidad, los abortos espontáneos y las malformaciones al nacer.
La salud humana está estrechamente relacionada con el medio ambiente que nos rodea. Por poner tres ejemplos, cada uno de nosotros respiramos el aire que nos rodea, ingerimos todo tipo de sustancias junto con nuestros alimentos o sufrimos el ruido de las ciudades.
Pero esta relación es muy compleja. Es muy difícil identificar con claridad las relaciones causa / efecto entre los factores ambientales y las enfermedades, y para ello se requiere la participación de especialistas en las más diversas áreas de conocimiento. Sólo acometiendo un esfuerzo conjunto se puede descubrir más sobre esta compleja relación y ayudar a definir las prioridades para nuestra salud.
Aun así, existen áreas en que se conoce bien la relación de los efectos ambientales sobre la salud humana. En cualquier caso, en la mayoría de las ocasiones se impone la utilización del principio de precaución: más vale prevenir.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG