viernes, 27 de abril de 2012

Las lluvias en El Chaco paraguayo no cesan y la situación es desesperante

El Chaco paraguayo, una árida planicie en emergencia por un período infrecuente de lluvias, continúa en situación crítica con más de 60.000 damnificados y el mal tiempo que no cesa, informó hoy la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).  
El director de operaciones de la SEN, Aldo Saldívar, explicó que afrontan problemas para llegar a poblados cercanos al río Pilcomayo, noroeste del país y que hace de límite con Argentina, debido a las lluvias que se registran en esa zona en las últimas doce horas.
"Esta situación así, crítica, puede seguir una semana. Hay gente totalmente aislada a la que solamente podemos llegar por vía aérea", dijo Saldívar a Efe por teléfono desde Irala Fernández, 380 kilómetros al norte de Asunción, desde donde la SEN coordina las ayudas.
El Chaco paraguayo, occidente del país, limítrofe con regiones de iguales características en Argentina y Bolivia pero con humedales en la naciente del Río Paraguay, en Brasil, está en emergencia desde hace tres semanas por un período de lluvias que no se registra desde hace 14 años.
Saldívar explicó que la operación de ayuda, emprendida con cuatro helicópteros de la Fuerza Aérea más otro de la Gendarmería Argentina y una treintena de camiones, consiste en llegar a poblados dispersos y a peones (encargados) de haciendas ganaderas en situación de aislamiento.
"La cantidad de agua caída se centra en el área periférica del Pilcomayo, pero el aislamiento afecta al 60 o el 70 por ciento de las poblaciones chaqueñas", comentó el funcionario, que espera que la situación mejore "si no hay más lluvias".
Las inundaciones han dañado cultivos y haciendas ganaderas de los menonitas, colonia de anabaptistas que controla pujantes haciendas ganaderas e industrias lácteas en el Chaco Central, así como establecimientos de hacendados paraguayos.
"En la cuenca del Pilcomayo tenemos 380.000 cabezas (de ganado bovino) que pertenecen de 1328 propietarios, de las cuales están afectadas 250.000 mil", afirmó el hacendado Manuel Cardozo, de la patronal ganadera.
En declaraciones a la radio asuncena Primero de Marzo, Cardozo estimó que el sector, segunda fuente de ingreso de la economía local después de la soja, puede perder alrededor del 10 por ciento del hato afectado.
La ganadería local todavía no se ha repuesto de focos de fiebre aftosa detectados en septiembre de 2011 en la región oriental del país y que obligaron al cierre temporal de sus mercados, entre ellos el de Chile, principal comprador de carne bovina paraguaya. 

Fuente EFE

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG