jueves, 26 de abril de 2012

Una lluvia de asteroides gigantes marco el Periodo Arcaico terrestre

Investigaciones realizadas por la NASA y científicos internacionales concluyen que asteroides gigantes, similares o más grandes que el que se cree mató a los dinosaurios, golpearon la Tierra con más frecuencia de lo pensado hace miles de millones de años.
Fuente NASA
Para provocar la extinción de los dinosaurios, el asteroide asesino que impactó contra la Tierra hace 65 millones de años debió tener unos 10 kilómetros de diámetro. Mediante el estudio de antiguas rocas en Australia y el uso de modelos informáticos, los investigadores estiman que unos 70 asteroides del mismo tamaño o más grandes impactaron contra la Tierra hace entre 1.800 a 3.800 millones de años. Durante el mismo período, aproximadamente cuatro objetos de tamaño similar fueron a parar a la Luna.
"Este trabajo demuestra el poder de la combinación de sofisticados modelos informáticos con la evidencia física del pasado, una mayor apertura de una importante ventana a la historia de la Tierra", dijo Yvonne Pendleton, director del Lunar Science Institute de la NASA.
La evidencia de estos impactos en la Tierra proviene de finas capas de roca que contienen los restos casi esféricos de granos de arena del tamaño de gotas llamadas esférulas. Estas pistas a escala de milímetros fueron antes gotitas fundidas expulsadas al espacio dentro de las enormes columnas creadas por los mega-impactos en la Tierra. Las gotitas endurecidas luego cayeron a la Tierra, dando lugar a capas de sedimentos finos. Los nuevos hallazgos se publican en la revista Nature.
"Estas camas hablan de un período intenso de bombardeo de la Tierra", dijo William Bottke, investigador principal del equipo del estudio de impacto en el Instituto de Investigación del Sudoeste (SwRI) en Boulder, Colorado "Su origen en el tiempo había sido un misterio."
Los hallazgos del equipo apoyan la teoría de que Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno se formaron en diferentes órbitas hace casi 4.500 millones de años, y que la migración a sus órbitas actuales fue hace cerca de 4.000 millones de años, por la interacción de las fuerzas gravitacionales en el sistema solar cuando era joven. Este hecho provocó en todo el sistema solar el bombardeo de cometas y asteroides llamado "Bombardeo Pesado Tardío".
En el documento, el equipo creó un modelo del cinturón principal de asteroides antiguo y un seguimiento de lo que habría ocurrido cuando las órbitas de los planetas gigantes cambiaron. Descubrieron que la porción más interna de la banda se desestabilizó y pudo causar numerosos impactos en la Tierra y la Luna durante largos períodos de tiempo.
Al menos 12 mega-impactos produjeron capas de esférula durante el período llamado Arcaico, hace entre 2.500 a 3.700 millones de años, un tiempo en el que se produjo la formación de vida en la Tierra. La mayoría de estas capas se han conservado en medio de lodo depositado en el fondo del mar más allá del alcance de las olas.
El impacto que se cree mató a los dinosaurios fue la única colisión que se conoce en los últimos quinientos millones de años que haya causado una capa de esférulas tan profunda como las del período Arcaico. La abundancia relativa de las capas apoya la hipótesis de muchos impactos de asteroides gigantes durante la historia temprana de la Tierra.
La frecuencia de los impactos señalados en los modelos de ordenador coincide con el número de capas que se han encontrado sobre el terreno. Los datos también apuntan a la posibilidad de que los impactos finales del Bombardeo Pesado Tardío en la Tierra casuaron el cráter Vredefort en Sudáfrica y el de Sudbury en Canadá, los cuales se formaron hace alrededor de 2.000 millones de años.
"Estas capas de esférulas contienen suficiente material extraterrestre como para descartar fuentes alternativas, como los volcanes", dijo Bruce Simonson, un geólogo de la Universidad de Oberlin, Ohio.

Fuente Europa Press

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG