lunes, 21 de mayo de 2012

Diseñan un dispositivo para ayudar a sobrevivir a los árboles jóvenes

Prototipo para el ensayo del dispositivo condensador de agua. Imagen: Miguel A. Muñoz.
Un equipo de investigadores de la la EUIT Agrícola de la Universidad Politécnica de Madrid ha diseñado un dispositivo, al que han denominado RAMA, para obtener el agua que condensa la humedad del aire y recogerla antes de que vuelva a evaporarse. Según señala Miguel Ángel Muñoz, uno de los inventores, “no se trata de un método para el riego de árboles adultos sino una ayuda para que un árbol joven consiga sobrevivir y alcanzar el estado de desarrollo que le permita valerse por sí mismo”.
Los árboles jóvenes recién plantados o los que han sido plantados en zonas remotas son más vulnerables en las épocas de sequía, dice Muñoz. Para aportarles el agua mínima que los salve en estos periodos se puede condensar el vapor de agua del aire. De esta forma, en los momentos en que en zonas con suficiente humedad aparecería el rocío, se puede generar rocío artificial y barrer las gotas del mismo antes de que se vuelvan a evaporar. El agua así obtenida se conduce hasta la zona de la raíz del árbol.
Según explica el investigador, RAMA es un dispositivo que elige el momento del día en que la humedad relativa es mayor y condensa agua mediante el uso de células peltier. Estas células tienen la propiedad de generar frío en una de sus caras y calor en la cara opuesta. El control de la temperatura objetivo se realiza de forma precisa mediante un procesador que tiene en cuenta las condiciones ambientales para calcular cuál es la temperatura a la que se condensará el agua sobre la cara fría de las células peltier.

Alimentación por energía fotovoltaica

El sistema es alimentado mediante energía solar fotovoltaica que durante el día recarga las baterías y al amanecer, periodo más propicio para la condensación, se suministra energía a las células peltier. El calor es evacuado por ventilación y el frío se aprovecha para la condensación del agua. La temperatura de ambas caras es supervisada mediante sondas termopar. El agua condensada es empujada mediante un sistema de barrido para evitar su evaporación y canalizada a la raíz del árbol. Este dispositivo ha sido protegido mediante una patente.
Se espera que este dispositivo pueda ser una alternativa más para la obtención de agua en fases críticas del crecimiento de árboles y así mejorar los resultados de reforestaciones o nuevas plantaciones. En un futuro se podrá miniaturizar el sistema e integrar de tal forma que se abaraten los costes y se mejore su capacidad de obtención de agua, explica Muñoz.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG