lunes, 21 de mayo de 2012

Un fármaco antirreumático combate un parásito intestinal que mata a 70.000 personas cada año

Tejido del colon afectado por amebiasis. Imagen: Wikipedia
Uno de los principios activos que se receta a los pacientes con artritis reumatoide, la auranofina, podría mejorar el tratamiento de la amebiasis, una enfermedad parasitaria intestinal que cada año mata 70.000 personas aproximadamente.
“Este fármaco es 10 veces más potente que el actual”, dice a SINC Anjan Debnath, científico de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) y autor principal del trabajo. Investigadores estadounidenses y mexicanos han publicado esta semana en Nature Medicine los resultados en un modelo animal.
El parásito que la causa (Entamoeba histolytica) produce disentería. Los dolores abdominales, la diarrea, la ulceración de la boca y otros síntomas se pueden cronificar y extenderse a otros órganos. Los autores sugieren que la auranofina inhibe un tipo de proteínas que actúan como antioxidantes en el parásito que causa la enfermedad. Por lo tanto, este estrés molecular hace al protozoo más sensible.
Aparte del ahorro en los ensayos clínicos para probar la seguridad del principio activo, los investigadores aseguran que revisar los medicamentos existentes para tratar otras enfermedades tiene muchas ventajas. Debnath destaca que es importante la combinación de fármacos sin patente para “bajar el coste y hacerlo asequible en todo el mundo”.
Para este científico, el hallazgo es “particularmente importante en las enfermedades tropicales desatendidas, que no son una prioridad para las compañías farmacéuticas”.
En México, “la amebiasis es un problema de salud y se sitúa entre las 10 principales causas de muerte”, puntualiza a SINC Sharon Reed, investigadora de la UCSF y coordinadora del trabajo.

Medicamentos olvidados, no solo enfermedades

El organismo estadounidense que regula la administración de alimentos y medicamentos, la FDA, ha declarado la auranofina ‘medicamento huérfano’ por petición de Anjan Debnath y el doctor Jim McKerrow, de la UCSF.
Se trata de fármacos no desarrollados por la industria por motivos financieros, destinados a un número reducidos de pacientes y que, sin embargo, responden a necesidades de salud pública.
“Hemos recibido la designación para el tratamiento de la amebiasis, lo que nos permite solicitar financiación de la FDA y de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés) para empezar con los ensayos clínicos”. Por su parte, Sharon Reed avanza que están preparando la solicitud para probar la auranofina para amebiasis en humanos.
El actual tratamiento de la amebiasis suele tener efectos secundarios y requiere tres dosis diarias durante 10 jornadas de metronidazol, un derivado orgánico del grupo nitroimidazol. Debnath también apunta al aumento de la resistencia al fármaco, que se introdujo en el año 1959. “Necesitamos nuevos medicamentos para el tratamiento”, dice Sharon más de medio siglo más tarde.

Fuente Agencia Sinc

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG