miércoles, 13 de junio de 2012

Reproducen las características de un linfoma humano en un ratón

Células madre de ratón, teñidas de verde. Imagen: Wikipedia
Investigadores españoles han desarrollado un modelo de roedor con un linfoma igual que el humano. Este hito ha permitido investigar el efecto de nuevas terapias contra el cáncer y ha aportado nuevos datos que apuntan  a que las células madre hematopoyéticas podrían estar implicadas en el origen de la enfermedad.
Un equipo de investigadores liderado por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha logrado reproducir por primera vez en ratón las características moleculares e histológicas del linfoma humano. Este modelo animal ha permitido probar inhibidores de una proteína, llamada MALT1 que está vinculada al origen de la enfermedad.
Este tipo de linfoma, llamado MALT (Tejido Linfoide Asociado a Mucosas), acostumbra a aparecer en el estómago tras una infección por la bacteria Helicobacter pylori, y en otras regiones del cuerpo humano como el pulmón, las glándulas salivares, el intestino, la piel o el tiroides. Esta enfermedad supone el 8% de los linfomas no‐Hodgkin, el tercer tipo de cáncer con mayor incidencia en la población después del melanoma y el cáncer de pulmón.
Con tal de reproducir en ratones este tipo de linfoma,  los investigadores se han centrado en controlar la expresión génica de MALT1 en las células madre hematopoyéticas, que son las encargadas de la formación de la sangre. Los resultados de este estudio se publican esta semana en la revista PNAS.
“Hemos demostrado el papel oncogénico de MALT1 en la formación de linfomas. Nuestros resultados sugieren también que las células madre hematopoyéticas podrían estar implicadas en la patogénesis de los linfomas humanos, un hecho no descrito hasta ahora”, explica Carolina Vicente, investigadora del Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer, un centro mixto del CSIC y la Universidad de Salamanca.
Los científicos opinan que los inhibidores de MALT1 podrían llegar a ser empleados como terapias para la enfermedad. “Uno de los grandes problemas de las terapias que combaten el cáncer es la dificultad de reproducir la patología humana en ratones –aclara el investigador Isidro Sánchez–. Hasta ahora los experimentos in vitro e in vivo en modelos animales no habían dado sus frutos”.
El estudio ha contado con la colaboración de grupos de investigación de organismos nacionales e internacionales, entre ellos el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, un centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid, y el Centro de Investigación Médica Aplicada de Pamplona. En este último ha sido comparado el modelo de ratón con la patología humana mediante análisis de expresión génica.

Fuente Agencia Sinc

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG