viernes, 6 de julio de 2012

Grandes depredadores marinos seguidos con trazadores biogeoquímicos

En portada de la revista una colonia del elefante marino del sud (Mirounga leonina) en las costas de la península Byers. Imagen: Jacob González-Solís, UB)
Investigadores de la Universidad de Barcelona han utilizado trazadores biogeoquímicos para analizar la ecología trófica y espacial de los grandes depredadores marinos que se desplazan miles de kilómetros cada año. Su trabajo es portada en el último número de la revista Frontiers in Ecology and the Environment.
Los profesores Jacob González-Solís y Raül Ramos, del departamento de Biología Animal de la Universidad de Barcelona (UB) y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la UB (IRBio), han evaluado el uso de los trazadores biogeoquímicos de carácter intrínseco (isótopos estables, ácidos grasos, oligoelementos y contaminantes químicos, etc) como metodología eficaz para 'seguir' a los grandes depredadores marinos.
El estudio, que ha sido publicado ahora en portada en la revista Frontiers in Ecology and the Environment, señala que los marcadores biogeoquímicos (que no proporcionan detalles taxonómicos o de gran exactitud geográfica) presentan ciertas ventajas.
En primer lugar, permiten hacer análisis de trazadores en cualquier especie sin que después haya que recuperar a los animales. Estos resultados aportan información tanto de los grandes desplazamientos de los animales como de los lugares donde estaban antes y de la dieta que mantenían.
En este trabajo, los investigadores han empleado un marcador biogeoquímico intrínseco que es, de acuerdo con González-Solís, "una sustancia química que se incorpora, fundamentalmente a través de la dieta, a los tejidos animales de manera predecible, como es el caso de algunos isótopos estables, oligoelementos, lípidos e incluso contaminantes. Todas estas sustancias dejan una firma química en los tejidos biológicos. En este sentido, todos ellos se pueden utilizar como trazadores de la ecología trófica y de los movimientos migratorios de los organismos marinos en el espacio y el tiempo".

Mejorar estrategias para conservar la biodiversidad   

La aplicación de marcadores en ecología animal ha aumentado durante la última década por el interés que tienen en ámbitos como el de la protección y conservación de la biodiversidad. Sin embargo, todavía no hay suficientes datos que permitan conocer los mecanismos sobre los procesos de integración de los trazadores en los tejidos, entre otros.
Para los expertos, en el futuro habrá que continuar con el esfuerzo investigador para poder hacer frente a un gran desafío: aprender a descifrar correctamente toda la información que se deriva de la aplicación de esta metodología. "Hay muchos factores que pueden influir en la dinámica de estos marcadores en los tejidos biológicos. Si no entendemos bien cómo funcionan estos procesos, el mensaje que interpretemos podría ser erróneo", alerta González-Solís.  

Fuente Agencia Sinc

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG