miércoles, 11 de julio de 2012

Los nidos en cavidades influyen en el color de las aves

Macho de pechiazul (Luscinia svecica). Imagen: Jorge Falagán.
La vistosidad del plumaje en las aves y la diferente coloración que se observa entre sexos en algunas especies están relacionadas con el hecho de que nidifiquen en cavidades o en emplazamientos abiertos. Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) comprueban las predicciones de Alfred Russel Wallace sobre la evolución de la coloración en aves.
Hace 150 años Alfred Russel Wallace se preguntaba por qué las hembras de tucán o guacamayo eran tan vistosas como los machos, mientras que la hembra del ave del paraíso era tan poco llamativa que parecía de una especie distinta al macho. Sus reflexiones le llevaron a cuestionar la validez de la selección sexual propuesta por Darwin como única explicación para justificar las diferencias en la coloración entre machos y hembras de la misma especie, lo que se conoce como dicromatismo sexual.
El eminente biólogo británico, que independientemente de Charles Darwin propuso la teoría sobre la evolución por medio de selección natural, pensó que tal vez el dicromatismo sexual tuviese que ver con los hábitos de nidificación de las aves, ya que éstos influyen en el riesgo de depredación en el nido.
De acuerdo con su teoría, la participación en la incubación de ambos sexos favorecía un plumaje críptico en aquellas especies que criaban en nidos expuestos, pero no en las que lo hacían en cavidades. Igualmente, la visibilidad de ambos sexos debería estar relacionada con el tipo de nidificación, y la existencia de machos muy conspicuos y hembras crípticas se relacionaría con la nidificación fuera de cavidades.
En un trabajo publicado en Journal of Evolutionary Biology, dos investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y de la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA-CSIC), examinaron algunas de las predicciones de la teoría de Wallace a través de análisis comparativos que controlan el parentesco evolutivo de las especies. Para ello estudiaron la visibilidad y las diferencias en la coloración entre sexos, los hábitos de nidificación y la participación en la incubación de ambos sexos en 163 paseriformes europeos.
"Por primera vez se ha explorado mediante el análisis filogenético de una amplia muestra de especies la predicción realizada por Wallace hace siglo y medio sobre el papel que desempeñan los hábitos de nidificación en la evolución del colorido del plumaje de la aves", explica Juan Moreno, investigador del MNCN.
El trabajo confirma que el tipo de nidificación y su efecto sobre el riesgo de depredación del nido influyen en la vistosidad del plumaje, "aunque curiosamente es en los machos y no en las hembras, como pensaba Wallace, donde se nota el efecto", añade Moreno.

Los nidos solo influyen en los machos

Según el estudio, el tipo de nidificación influye en la evolución del colorido del plumaje en los machos, y también desempeña un papel en la selección sexual en las hembras - algo que Wallace no consideró- contribuyendo a la evolución del dicromatismo sexual.
La investigación sugiere que la selección sexual puede operar sobre el plumaje de las hembras, algo que ni Wallace ni Darwin contemplaron. "Ambos, que debatieron intensamente sobre el tema, tenían parte de razón", indica el investigador.
Sin embargo, otras predicciones de Wallace no han podido confirmarse. Es el caso de la importancia asignada a la participación en la incubación, ya que ni los machos son más crípticos cuando colaboran en las tareas de cría en nidos abiertos, ni las hembras son más conspicuas cuando incuban en cavidades. Por otra parte, hay aves que nidifican en cavidades que son dicromáticas, algo que Wallace tampoco contempló. Ello sugiere que el dicromatismo tiene que ver con diferencias en la fuerza de la selección sexual en ambos sexos.

Fuente Agencia Sinc

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG