viernes, 16 de noviembre de 2012

Los saltamontes tropicales de América del Sur oyen de forma similar a los mamíferos

Los investigadores han demostrado que estos saltamontes logran transmitir las vibraciones aéreas hasta el oído de forma muy similar a la de los mamíferos. Imagen: Daniel Robert.
Pese a que los saltamontes tropicales tienen uno de los oídos más pequeños que se conocen, su sistema auditivo funciona de forma muy similar a los de los mamíferos. Una investigación, cuyos resultados publica esta semana la revista Science, demuestra que estos insectos transmiten los sonidos hasta el tímpano gracias a un sistema de palancas y a un órgano hasta ahora desconocido, la vesícula auditiva.
Según el estudio, en los mamíferos, la cadena biofísica que controla los eventos auditivos comienza con la transformación de la energía acústica aérea en vibraciones mecánicas del tímpano. Ese proceso consta de tres pasos: en primer lugar, la energía acústica se transforma en vibraciones en el tímpano.
A continuación, los huesos del oído medio permiten que las vibraciones pasen a la ventana oval, una membrana que recubre la entrada al caracol y que transmite el sonido desde el oído medio hasta el oído interno.
Después de este paso se produce la transmisión eficiente de las vibraciones aéreas hasta el oído.
Según explica Fernando Montealegre, de la Universidad de Bristol (Reino Unido) y coautor del estudio, “se trata de una fase crucial, ya que asegura que esas vibraciones son transmitidas adecuadamente desde el tímpano hasta los receptores sensoriales del sistema auditivo de la cóclea”, más conocida como 'caracol'.
Hasta ahora, esa etapa crítica era algo desconocido en los insectos. Sin embargo, tras estudiar el caso del saltamontes sudamericano Copiphora gorgonensis, cuyo sistema auditivo se localizan en las patas traseras, los investigadores han demostrado que estos animales logran la transmisión de las vibraciones aéreas hasta el oído de forma muy similar a la de los mamíferos.

Un órgano similar a la cóclea

“Este proceso lo hacen gracias a un órgano, la vesícula auditiva, que se desconocía”, apunta Montealegre. Utilizando tomografía de rayos X, han observado que se trata de un órgano alargado y estilizado, similar a la cóclea de los mamíferos.
Lo importante de este órgano, situado entre las dos membranas del tímpano, es que permite a estos insectos no solo garantizar la transmisión correcta de las vibraciones aéreas hasta ese fluido, sino también amplificarlas.
El sistema auditivo de estos saltamontes se basa en una palanca y unos puntos de apoyo, “con una superficie –la vesícula auditiva– que ayuda a amplificar y conducir las vibraciones hasta el órgano auditivo sensorial”, explica el investigador.
Pese a las semejanzas con el sistema de transmisión de sonidos de los mamíferos, los científicos explican que “en el C.gorgonensis el proceso tiene una magnitud de una a dos veces menor”.
Tras el estudio, los resultados obtenidos han permitido a los investigadores asegurar que pese a que los mamíferos y los saltamontes tienen una morfología muy distinta, han evolucionado desarrollando una serie de soluciones similares para solventar los problemas de audición.

Fuente Agencia Sinc

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG