viernes, 22 de febrero de 2013

La UE y el PE han acordado endurecer las normas para las plataformas petrolíferas

El Consejo de la Unión Europea (UE) y el Parlamento Europeo (PE) han acordado endurecer las normas comunitarias para la concesión de licencias a plataformas petrolíferas que operan en alta mar, que atribuye a las operadoras responsabilidad ante daños medioambientales.
La propuesta dirigida a las plataformas extractoras de gas y petróleo en alta mar fue planteada por la Comisión Europea (CE) en octubre de 2011, tras la catástrofe medioambiental provocada por el accidente sufrido por la plataforma "Deepwater Horizon" de BP en el Golfo de México en mayo de 2010.
El acuerdo tendrá que ser ahora aprobado formalmente por ambas instituciones en los próximos meses, antes de entrar en vigor.
Una de las mayores novedades de la nueva normativa es que establece que los operadores petrolíferos y gasísticos son responsables "completamente" de los daños medioambientales causados en especies marinas y hábitats naturales, según recalcó la CE.
La zona sobre la que tendrán responsabilidad en el mar se extiende a todas las aguas marinas de la UE, incluidas la zona económica exclusiva (hasta 370 kilómetros más allá de la costa) y la plataforma continental donde el país en cuestión tenga jurisdicción, mientras que ahora estaba restringida a 22 kilómetros (las aguas territoriales).
La nueva directiva introduce también "reglas claras para una prevención efectiva y la respuesta en el caso de accidentes graves" de cara a la concesión de licencias.
Los Estados miembros tendrán que asegurarse de que los operadores disponen de la capacidad técnica y financiera necesaria para garantizar la seguridad de sus actividades en alta mar y la protección del medio ambiente del lugar donde lleven a cabo las perforaciones.
Además, las operadoras deberán presentar, antes de iniciar las perforaciones, planes de emergencia que cubran todos los posibles escenarios de riesgos y aporten soluciones en caso de que se produjeran accidentes.
Los planes deberán ser evaluados por las autoridades nacionales competentes, que deberán ser independientes y responsables de la seguridad de las instalaciones, con la capacidad de imponer multas en el caso de que se incumplan las normas o, incluso, detener las extracciones.
Los inspectores de plataformas que operan en alta mar deberán colaborar a nivel comunitario para asegurar el intercambio de buenas prácticas.
Además, las autoridades nacionales competentes deberán publicar información que sea accesible a los ciudadanos sobre las actividades de la industria, y los operadores deberán enviar informes de los incidentes graves en los que se hayan visto implicados.
El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, mostró su satisfacción por el acuerdo alcanzado hoy, que calificó de "paso de gran importancia" para reforzar la seguridad de las plataformas y minimizar el riesgo para el medioambiente y las poblaciones vecinas.

Fuente EFE Verde

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG