lunes, 25 de marzo de 2013

El telescopio espacial Hubble capta una galaxia con forma de gusano

Foto: NASA
La imagen de una brillante galaxia, conocida como IRAS 23436 5257, fue capturada por el telescopio espacial Hubble. Se encuentra en la constelación de Casiopea, visible desde el hemisferio norte, que lleva el nombre de una mítica reina arrogante, vanidosa y hermosa, así lo ha indicado el sitio Europa Press.
La estructura retorcida y en forma de gusano de esta galaxia es muy probablemente el resultado de una colisión y posterior fusión de dos galaxias. Estas interacciones son muy comunes en el universo, y pueden ir desde leves interacciones que implican que una galaxia satélite sea atrapado por un brazo espiral, a grandes choques galácticos. La fricción entre el gas y el polvo durante una colisión puede tener un efecto importante sobre las galaxias involucradas, modificando la forma de las galaxias originales y la creación de nuevas estructuras.
Cuando se mira hacia el cielo de la noche tranquila y silenciosa, no siempre es fácil imaginarlo como un entorno dinámico y vibrante con galaxias enteras en movimiento, girando como juguetes para niños y que chocan contra todo lo que cruza su camino. Los movimientos son, por supuesto, extremadamente lentos, y se producen a través de millones o incluso miles de millones de años.
Las consecuencias de estas colisiones galácticas ayudan a los científicos a comprender cómo se producen estos movimientos y que pueden ser aplicables para nuestra Vía Láctea, que está en curso de colisión con una galaxia vecina, Messier 31.

El telescopio espacial Hubble (HST por sus siglas en inglés), también conocido como telescopio orbital Hubble es un telescopio que orbita en el exterior de la atmósfera, en órbita circular alrededor de la Tierra a 593 km sobre el nivel del mar, con un período orbital entre 96 y 97 min. Denominado de esa forma en honor del astrónomo Edwin Hubble, fue puesto en órbita el 24 de abril de 1990 en la misión STS-31 y como un proyecto conjunto de la NASA y de la Agencia Espacial Europea inaugurando el programa de Grandes Observatorios. El telescopio puede obtener imágenes con una resolución óptica mayor de 0,1 segundos de arco. La ventaja de disponer de un telescopio más allá de la atmósfera radica, principalmente, en que de esta manera se pueden eliminar los efectos de la turbulencia atmosférica. Además, la atmósfera absorbe fuertemente la radiación electromagnética en ciertas longitudes de onda, especialmente en el infrarrojo, disminuyendo la calidad de las imágenes e imposibilitando la adquisición de espectros en ciertas bandas caracterizadas por la absorción de la atmósfera terrestre. Los telescopios terrestres se ven también afectados por factores meteorológicos (presencia de nubes) y la contaminación lumínica ocasionada por los grandes asentamientos urbanos, lo que reduce las posibilidades de ubicación de telescopios terrestres.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG