domingo, 3 de marzo de 2013

Huracán: cómo preparar una vivienda para este fenómeno natural

Huracán: cómo preparar una vivienda para este fenómeno natural - El huracán es un tipo de ciclón tropical, término genérico que se usa para cualquier fenómeno meteorológico que tiene vientos en forma de espiral y que se desplaza sobre la superficie terrestre.
Generalmente corresponde a un centro de baja presión atmosférica y de temperatura más alta que la que hay inmediatamente alrededor.
Tiene una circulación cerrada alrededor de un punto central. Rotan en sentido contrario a las agujas del reloj en el Hemisferio Norte y en el sentido de las agujas del reloj en el Hemisferio Sur.

El mismo fenómeno se denomina ciclón en el Océano Índico y en el Pacífico Sur, huracán en el Atlántico Occidental y el Pacífico Oriental y tifón en el Pacífico Occidental. Los huracanes y tifones son el mismo tipo de tormentas que los "ciclones tropicales" (el nombre local de las tormentas originadas en el Caribe y en la región del Mar de China, respectivamente). 
 

¿Su vivienda reúne los requisitos de los códigos de construcción?

 

Averigüe si su vivienda reúne los requisitos actuales de los códigos de construcción para regiones propensas a vendavales (por ejemplo, el Código Residencial Internacional, promulgado por el Consejo de Códigos Internacional). Los expertos están de acuerdo en que las estructuras construidas que reúnen o superan los requisitos anticiclónicos de los códigos actuales de construcción de modelos tienen mucha mejor posibilidad de perdurar tras intensos vendavales.

 

Cómo preparar su vivienda para una tormenta


Si es habilidoso con un martillo y una sierra, puede hacer una gran parte del trabajo usted mismo. Sin embargo, un trabajo en la estructura de su vivienda puede demandar un contratista de construcción, o hasta un diseñador profesional habilitado, como un arquitecto o ingeniero.

 

Cuando trabaje al aire libre

 

  • Si el material de paisajismo en su jardín es grava o roca, considere reemplazarlo por corteza astillada, que causará muchos menos daños a las ventanas de la casa cuando salgan volando.
  • Mantenga recortados los árboles y arbustos para reducir la posibilidad de que las ramas puedan salir disparadas contra la vivienda. Corte las ramas endebles y los árboles que podrían caer sobre la casa.

 

Cuando construya o remodele

 

Ventanas: si reemplaza las ventanas existentes, instale sistemas de ventanas resistentes a impactos que tienen una posibilidad mucho mayor de perdurar tras un vendaval intenso. Como alternativa a los nuevos sistemas de ventanas, instale postigos resistentes a impactos que cubren las aberturas de ventana para impedir que los residuos que salgan volando rompan los cristales.
Puertas de entrada: asegúrese de que las puertas tengan por lo menos tres bisagras y un cerrojo de seguridad, con un pestillo de por lo menos una pulgada (2,54 cm) de largo. Sujete firmemente los bastidores de las puertas al entramado de la pared.
Puertas del patio: las puertas corredizas de vidrio son más vulnerables a los daños causados por el viento que la mayoría de otras clases. Si reemplaza las puertas del patio o construye una vivienda nueva, considere instalar sistemas de puertas resistentes a impactos, compuestas por vidrio laminado, barniz de plástico o una combinación de plástico y vidrio. Ante la amenaza de un huracán, una medida fácil, temporal y efectiva es cubrir las puertas del patio en su totalidad con postigos de madera terciada o madera de astillas orientadas (OSB, en inglés).
Puertas de garaje: debido a su tamaño, las puertas de garaje son muy susceptibles a los daños causados por el viento. Un inspector calificado puede determinar si tanto la puerta como el sistema de guías pueden resistir vientos fuertes y, si es necesario, ayudar a reemplazarlos por un sistema más sólido.
Las puertas de garaje que tienen más de 8 pies (2, 44 m) de ancho son las más vulnerables. Para una puerta de garaje de este tamaño, instale refuerzos metálicos o de madera permanentes. O bien, comuníquese con el personal técnico del fabricante de la puerta para que le recomiende soportes centrales temporales que pueda fijar y quitar fácilmente ante la amenaza de inclemencias climáticas.
Techos: si reemplaza el techo, tome medidas para garantizar que tanto la cubierta del nuevo techo como el revestimiento al que se fija resistirán vientos fuertes. Su contratista de techado debe:
  • Retirar la cubierta vieja hasta exponer el revestimiento de madera.
  • Retirar suficiente revestimiento para confirmar que las vigas y las celosías estén conectadas firmemente a las paredes.
  • Reemplace el revestimiento que esté dañado.
  • Vuelva a ajustar el revestimiento existente de acuerdo con el programa de sujeción apropiado, descrito en el código actual de construcción de modelos para regiones propensas a vendavales.
  • Instale un recubrimiento de techo diseñado para resistir vientos fuertes.
  • Selle todas las juntas del revestimiento del techo con una membrana asfáltica de caucho autoadhesiva para proporcionar una barrera antihumedad secundaria.
Si desea que el revestimiento del techo tenga una protección adicional, pero no es momento de cambiarlo, pegue el revestimiento a las vigas y las celosías. Use un adhesivo que cumpla con la Especificación de Rendimiento AFG-01, establecida por APA - The Engineered Wood Association, que podrá encontrar en cualquier ferretería o centro de mejoras para el hogar.

Techos a dos aguas: asegúrese de que la pared terminal de un techo a dos aguas esté apuntalada correctamente para que resista vientos fuertes. Consulte el código actual de construcción de modelos para regiones propensas a vendavales para obtener una información precisa, o consulte a un arquitecto o ingeniero calificado.
Juntas: las uniones del techo y de los cimientos con las paredes son sumamente importantes para que la vivienda resista los vientos fuertes y las presiones ejercidas sobre toda la estructura.
  • Asegure el techo a las paredes con grampas y sujeciones metálicas (son más fáciles de agregar cuando se reemplaza el techo).
  • Asegúrese de que las paredes estén sujetas correctamente a los cimientos. Un diseñador profesional habilitado puede determinar si estas juntas deben ser readaptadas, y un contratista calificado puede efectuar el trabajo que identifique el diseñador.
  • Si la vivienda tiene más de un piso, asegúrese de que el entramado de la pared del piso superior esté conectado firmemente al entramado del piso inferior. El mejor momento de hacer esto es cuando remodela.
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG