jueves, 7 de marzo de 2013

Investigadores demuestran por primera vez la utilidad de Google Street View para identificar y evaluar ecosistemas

Alimoche común (izquierda) y buitre leonado (derecha). / VIC 206
Investigadores del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos han demostrado por primera vez la utilidad de Google Street View para identificar y evaluar ecosistemas de forma remota en áreas extensas.
Científicos del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (un centro mixto del CSIC, la Universidad de Castilla La-Mancha y la Junta de Castilla-La Mancha) han probado el potencial de Google Street View para estudiar los cortados rocosos empleados por el buitre leonado (Gyps fulvus) y el alimoche común (Neophron precnopterus) para nidificar. En concreto, han identificado hasta un 66% de los cortados de nidificación de estas especies y han obtenido datos sobre el tipo de sustrato rocoso, la presencia de cuevas para la nidificación, de vegetación o manchas de excrementos.
La destrucción y degradación de los hábitats naturales es una de las principales causas de la extinción de especies. Por ello, los científicos llevan años centrando su interés en identificar y evaluar la cantidad y calidad del hábitat disponible. Tecnologías como la teledetección por satélite o las fotografías aéreas han facilitado hasta ahora la obtención de información de ecosistemas en áreas extensas y de forma remota.
“No obstante, en algunos casos, la caracterización de ciertos tipos de hábitat resulta todavía muy laboriosa, requiriendo costosos estudios de campo, especialmente si se abarcan áreas extensas. Debido a su estructura vertical, los cortados rocosos constituyen uno de estos casos. Son ecosistemas muy ricos en biodiversidad, pero su estudio constituye todo un desafío para los científicos y gestores, a pesar de la existencia de tecnologías avanzadas como la teledetección por satélite”, detalla el investigador Pedro Olea. 

Una herramienta precisa  

Google Street View es una herramienta incorporada en Google Maps y Google Earth a la que se puede acceder de forma gratuita a través de Internet. Permite observar imágenes georreferenciadas, con sus coordenadas geográficas, en color y de alta resolución en una visión continua de peatón a lo largo de calles y carreteras. Hasta ahora no se había probado su empleo con fines científicos en ecología y otras áreas afines.
“La incorporación de esta herramienta permitió reducir tanto el tiempo empleado en un 36% de media como el dinero necesario en un 49,5% si lo comparamos con el mismo estudio basado en visitas de campo con vehículo en esta región de la cordillera cantábrica”, agrega otra de las autoras del trabajo, la investigadora Patricia Mateo-Tomás.
El estudio señala también que, a la hora de identificar los cortados rocosos, la herramienta de Google tiene una precisión del 100%, mientras que los mapas derivados de modelos digitales del terreno localizan entre un 62% y un 95% de los cortados. Además, permitió obtener información detallada (sustrato, vegetación, cuevas y excrementos) de entre el 28% y el 100% de los cortados de cría de buitres.
“La ampliación del área actualmente cubierta por Google Street View, recorriendo incluso pistas y caminos asegura un incremento de sus aplicaciones no solo en el estudio y caracterización de hábitats naturales sino en muchos otros campos”, concluyen los investigadores.

Fuente Agencia Sinc

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG