viernes, 15 de marzo de 2013

La Comunidad del Caribe (Caricom) apuesta por las energías limpias

Foto: Prensa Latina
La Comunidad del Caribe (Caricom) evalúa el potencial de sus estados miembros y centra el interés en el tema energético con énfasis en las fuentes renovables, que implican una mayor atención al medio ambiente. Para ello, la organización integracionista perfila una nueva política encaminada a potenciar el uso de fuentes alternativas en una región donde cerca del 90 por ciento del consumo de energía proviene de los hidrocarburos de alto precio en el mercado internacional.
El bloque regional conformado por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago persigue cubrir casi la mitad de su matriz energética con opciones renovables y sostenibles, y al menos un 20 por ciento debe sustentarse en ellas en 2017.
Después de mantener el proyecto bajo reformulación por más de una década, finalmente será sometido a la aprobación de los jefes de Estado de los 15 países miembros, anuncia un comunicado de esa entidad.
La desunión impidió adoptar una estrategia al respecto 40 años atrás, cuando ocurrió la primera crisis del petróleo, apuntó el ministro de Energía de Jamaica, Phillip Paulwell.
En tanto, su homólogo de Dominica, Rayburn Blackmoore, destacó que la iniciativa marca un momento histórico pues entraña un reconocimiento colectivo del problema.
Según el Consejo de Desarrollo Económico y Comercial de la Caricom, el uso de fuentes naturales permitirá reducir costos e impulsar un avance económico sostenible en el sector.
Durante 2012, el uso de fuentes limpias ocupó un punto importante en al agenda de la Caricom, debido a la creciente alarma frente a la contaminación causada por combustibles fósiles y la elevada dependencia del petróleo importado.
En la actualidad, el Itinerario y Estrategia de la Energía Sostenible en el Caribe guía las recientes políticas y fija las etapas para su aplicación.
La fase inicial estableció los objetivos energéticos en función de intereses comunes y la segunda comenzó este año apoyada por la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional con el fin de evaluar las posibilidades energéticas de cada país.
Ahora, la Caricom coordina mecanismos de financiamiento para esa tecnología, identifica soluciones innovadoras en aras de reducir las diferencias entre cada estado y prepara los instrumentos de análisis y control necesarios.
Los expertos en el tema señalan que la adopción de fuentes de energías renovables representaría un ahorro en los gastos por generación eléctrica y compra de combustibles fósiles.
Pero su aplicación requiere fuertes inversiones y la recuperación monetaria toma bastante tiempo, lo cual imposibilita reducir rápidamente las tarifas, según el especialista en el tema Winston Hay, quien dirigió la Compañía de Servicios Públicos de Jamaica.
A su juicio, el uso de hidrocarburos prevalecerá todavía a largo plazo y no deben desestimarse los beneficios generados por programas como Petrocaribe, el cual suministra crudo venezolano en condiciones ventajosas para los estados de la región.
Este mecanismo, impulsado por el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, permite a los integrantes de la Caricom pagar el 60 por ciento del combustible a los 90 días de recibido y el 40 por ciento en un plazo de 25 años con una tasa de interés del uno por ciento, siempre que el barril supere los 100 dólares en el mercado mundial.
También brinda la opción de pagar con productos nacionales, como fórmula de incentivar la economía de los países pobres.
Lo anterior, unido al aprovechamiento de las fuentes autóctonas, fáciles de obtener aquí, reportaría importantes beneficios, valoró Hay.
Entre las alternativas más empleadas en el área figuran los paneles solares fotovoltaicos y hacia el año 2017 esa demanda aumentará en un 45 por ciento, estima una de las compañías líderes en esa rama, NPD Solarbuzz.
Tan solo en Jamaica, la cantidad de radiación solar recibida podría satisfacer su demanda energética anual, arrojan datos de la Corporación de Petróleo de ese país.
Además de los esfuerzos en ese sentido, el gobierno jamaicano convocó a los actores locales, sobre todo del sector privado, a potenciar el uso de la energía eólica, como mecanismo para reducir la importación de petróleo y promover las inversiones.
En tanto, Granada proyecta la creación de un programa de aprovechamiento de la luz solar, estimado en un valor de cinco millones de dólares estadounidenses.
Guyana también concentra su trabajo en la instalación de paneles solares y realiza investigaciones para detectar fuentes geotérmicas dentro de su territorio, además se propone construir hidroeléctricas a fin de aprovechar el caudal de sus ríos.
Montserrat es otra isla que apuesta por excavar el suelo en busca del calor terrestre con el fin de emplearlo en la producción de electricidad, según su primer ministro Reuben Meade.
Para ello pretende aprovechar la energía térmica generada por el volcán Soufriÿre Hills, activo desde 1995 y que en 1997 obligó a evacuar Plymouth , la capital de la isla.
La compañía islandesa al frente de esa iniciativa, Iceland Drilling, tiene también contratos de perforación con Dominica y estima que sus trabajos puedan extenderse hacia naciones vecinas.
Asimismo, Barbados y Trinidad y Tobago examinan su potencial y efectúan estudios con vistas a localizar lugares favorables para el asentamiento de molinos generadores.
Si bien existen numerosos obstáculos en la falta de experiencia de los inversionistas locales, el establecimiento de regulaciones claras y la necesidad de reducir costos, la adopción de fuentes renovables de energía ocupa un espacio privilegiado en las más recientes estrategias de la Caricom.

Fuente Prensa Latina
Autor Ibis Frade Brito

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG