viernes, 22 de marzo de 2013

La India celebra hoy el Día Mundial del Agua con preocupaciones presentes y futuras

Foto: Prensa Latina
Con una población de mil 210 millones de habitantes, un alto índice de natalidad e insuficientes redes de suministro y potabilización, la India celebra hoy el Día Mundial del Agua con preocupaciones presentes y futuras. Según cifras oficiales, en la actualidad solo 400 mil de los mil 600 millones de localidades del país -o sea, una de cada cuatro- poseen facilidades parciales de agua potable, pese a los multimillonarios recursos que cada año destina el gobierno a la solución de ese acuciante problema. Calidad aparte, está el tema de la cantidad: se estima que hacia el 2030 solo uno de cada tres indios podrá satisfacer sus necesidades de agua porque para entonces la demanda duplicará las disponibilidades.
Actualmente el suministro está en el orden de los 740 mil millones de metros cúbicos y no alcanza, pero la situación empeorará porque para entonces la demanda se duplicará debido al crecimiento poblacional y a la necesidad de aumentar las producciones de arroz, trigo y otros renglones alimentarios.
Eso, sin contar con que el emergente sector industrial indio pide más y más agua por día, ni que cada vez es mayor el reclamo de millones de ciudadanos que hoy se las arreglan con unos pocos litros diarios para todo tipo de necesidades, desde beber hasta cocinar o bañarse.
Las exigencias pasan también por el tema calidad, pues se calcula que en la India el 80 por ciento de las aguas residuales van a parar a los ríos y las capas freáticas sin recibir tratamiento.
En constante crecimiento, las ciudades indias producen a diario unos 40 mil millones de litros de aguas residuales, domésticas o industriales, pero según el Centro para las Ciencias del Medio Ambiente, solo la quinta parte es tratada, en lo que la entidad describió como una verdadera bomba de relojería.
Con unos 17 millones de habitantes entre el núcleo urbano principal y sus barrios periféricos, Delhi es un preocupante botón de muestra: casi el 20 por ciento del agua que llega a los hogares está contaminado con heces humanas debido al mal estado de las cañerías y de las conexiones entre las redes de desagüe y las de suministro.
Solo una minoría pudiente e instruida dispone de recursos para consumir agua filtrada o embotellada e informarse sobre cómo proteger su salud en lo posible. Y la situación se replica en todas las demás grandes urbes de la nación surasiática.
De acuerdo con la Fundación India de Salud Pública, el 80 por ciento de las muertes prematuras en el país son atribuibles a la comida y el agua insalubres, pese a las reiteradas denuncias de organizaciones de la sociedad civil.
En diversos territorios se han detectado niveles intolerables de arsénico y otros elementos químicos nocivos en las aguas destinadas al consumo humano, y en regiones como la del Punjab (norte) se reportan problemas de salud a causa de la filtración de pesticidas al subsuelo.

Fuente Prensa Latina

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG