jueves, 7 de marzo de 2013

La NASA se ve obligada a proteger al rover Curiosity por una llamarada solar que se dirige a Marte

Foto: NASA/JPL
Una masiva eyección de masa coronal (CME) que se dirige a Marte ha obligado a los científicos de la NASA a poner al rover Curiosity en 'modo de espera', como medida de precaución. El director de esta misión, Richard Cook, ha señalado que el equipo "está siendo cuidadoso" y ha destacado que, aunque Curiosity "duerma", Opportunity y Mars Express siguen estudiando el planeta rojo.
La CME fue detectada por los científicos de la agencia espacial el pasado martes. El Sol arrojó una formación de partículas cargadas y radiación en dirección a Marte, y también una nube de gas supercaliente que viaja en la misma dirección a una velocidad de más de tres millones de kilómetros por hora.
Los expertos han explicado que, cuando una CME se dirige hacia la Tierra puede causar en el planeta el fenómeno meteorológico conocido como 'tormenta geomagnética', que, es capaz de afectar a los sistemas eléctricos o de telecomunicaciones.
Dado que Marte carece de campo magnético planetario, no puede experimentar semejante tormenta y no se espera que sea una amenaza para las naves espaciales y vehículos de exploración. Sin embargo, los investigadores han decidido seguir atentamente el acercamiento de la CME, "por precaución".
El pasado lunes, la NASA anunció que la actividad del rover se retrasaba una semana por un fallo técnico. Concretamente en su memoria. Este suceso tuvo lugar cuando se iba a realizar el análisis del primer polvo de roca recogido en el planeta rojo. La NASA no ha confirmado si la fecha de reinicio continúa siendo la misma, o si la CME retrasará más el comienzo de la actividad de Curiosity.

Fuente Europa Press

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG