jueves, 25 de abril de 2013

La OMS insiste en que hay que invertir más recursos para eliminar la malaria

La OMS insiste en que hay que invertir más recursos para eliminar la malaria - Las intervenciones de gobiernos, donantes y socios mundiales permitieron evitar la muerte de 1,1 millones de personas por malaria, sin embargo, todavía falta mucho dinero y más medidas para lograr erradicar la enfermedad, asegura un informe de la OMS. Desde que en el año 2000 se establecieran los Objetivos del Milenio para 2015, han sido muchas instituciones y entidades involucradas en la aportación de fondos destinados a la lucha contra esta dolencia. Sin embargo, no es suficiente, según ha informado Prensa Latina.
Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), explica en un comunicado que existe una necesidad urgente de identificar nuevas fuentes de financiación, e incrementar y hacer sostenibles los esfuerzos para el control de la malaria, y proteger las inversiones realizadas durante la última década.
La OMS también llama la atención sobre otro problema, las resistencias al tratamiento detectadas en cuatro países de la región del sudeste asiático (Camboya, Birmania, Tailandia y Vietnam), así como la resistencia de los mosquitos a los insecticidas, encontrada en 64 países alrededor del mundo.
"Se requieren esfuerzos urgentes e intensos para prevenir un posible desastre de salud pública en el futuro", aseveró la doctora Chan.
Por su parte, Mark Dybul, director ejecutivo del Fondo Mundial del Sida, la Malaria y la Tuberculosis, es más optimista y considera que trabajando todos juntos se puede vencer la infección. "Tenemos una oportunidad para controlarla y reducir rápidamente el número de niños que mueren por esta causa cada año. Si no actuamos con decisión, veremos el coste en las siguientes generaciones", manifestó.
Datos de la OMS indican que en 2010 se notificaron 219 millones de casos de paludismo o malaria, y murieron unas 660 mil personas por esta causa, sobre todo niños africanos.

La malaria o paludismo, es una enfermedad producida por parásitos del género Plasmodium, y es probable que se haya transmitido al ser humano a través de los gorilas occidentales. Es la primera enfermedad en importancia de entre las enfermedades debilitantes. Entre 700.000 y 2,7 millones de personas mueren al año por causa de la malaria, de los cuales más del 75 % son niños en zonas endémicas de África. Asimismo, causa unos 400–900 millones de casos de fiebre aguda al año en la población infantil (menores de 5 años) en dichas zonas.
En mayo de 2007, la Asamblea Mundial de la Salud decidió conmemorar el 25 de abril el Día Mundial del Paludismo.
La enfermedad puede ser causada por una o por varias de las diferentes especies de Plasmodium: Plasmodium falciparum, Plasmodium vivax, Plasmodium malariae, Plasmodium ovale o Plasmodium knowlesi, las tres primeras de las cuales son las reportadas en el continente americano. Los vectores de esta enfermedad son diversas especies del mosquito del género Anopheles. Como es sabido, tan sólo las hembras de este mosquito son las que se alimentan de sangre para poder madurar los huevos; los machos no pican y no pueden transmitir enfermedades, ya que únicamente se alimentan de néctares y jugos vegetales.
La única forma posible de contagio directo entre humanos es que una persona embarazada lo transmita por vía placentaria al feto. O bien, por la transmisión directa a través de la picadura de un mosquito. También es posible la transmisión por transfusiones sanguíneas de donantes que han padecido la enfermedad.
Los síntomas son muy variados, empezando con fiebre, escalofríos, sudoración y dolor de cabeza. Además se puede presentar náuseas, vómitos, tos, heces con sangre, dolores musculares, ictericia, defectos de la coagulación sanguínea, shock, insuficiencia renal o hepática, trastornos del sistema nervioso central y coma.
La fiebre y los escalofríos son síntomas cíclicos, repitiéndose cada dos o tres días.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG