lunes, 22 de abril de 2013

La CIEMAT en busca de un nuevo biocombustible de residuos agrícolas y forestales

Foto: WIKIMEDIA COMMONS
La Unidad de Biocarburantes del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) está participando en un proyecto de investigación europeo para lograr un nuevo biocombustible de origen no alimentario, según ha informado el organismo.
El proyecto Babethanol 'New feedstock and innovative transformation process for a more sustainable development and production of lignocellulosic ethanol' (Nuevas materias primas y un innovador proceso de transformación para un desarrollo y una producción de etanol lignocelulósico más sostenibles), está financiado por el Séptimo Programa Marco de la UE y tiene como objetivo desarrollar un proceso innovador y sostenible de producción de bioetanol de segunda generación a partir de biomasa lignocelulósica, en base a la utilización de neuvas materias primas.
Los biocarburantes, entre ellos el bioetanol, son una fuente de energía renovable alternativa a las fuentes de energía fósil que se utilizan en el sector transporte. El bioetanol de segunda generación basa su producción en materias primas que no compiten con el sector alimentario, como la biomasa lignocelulósica procedente de residuos agrícolas y forestales. Uno de los mayores retos que afronta este sector es desarrollar procesos de producción sostenibles tanto desde el punto de vista medioambiental, como económico.
El proyecto Babethanol es una investigación conjunta en la que participan trece instituciones de once países diferentes de Europa y América Latina. El objetivo del proyecto es desarrollar un novedoso proceso de producción de bioetanol, que se basa en la aplicación de un novedoso proceso de producción de bioetanol, basado en la aplicación de un proceso denominado CES (Combined Extrusion-Saccharification, Extrusión y Sacarificación Combinadas), utilizando una amplia variedad de materiales lignocelulósicos, seleccionados específicamente a partir de su disponibilidad local y su potencial para la producción de bioetanol. 
Este nuevo proceso se basa en una transformación mecánica, térmica, química y biológica integrada de la biomasa, que se lleva a cabo en un equipo de extrusión en condiciones de operación moderadas y que tiene en cuenta la sostenibilidad en todas las etapas del proceso. Posteriormente, el material se somete a un proceso de hidrólisis y sacarificación combinadas, que da como resultado la producción de etanol.
La Unidad de Biocarburantes del CIEMAT tiene una gran experiencia investigadora en el desarrollo de procesos para la producción de otros productos de gran valor añadido procedentes de la biomasa. Parte de este know-how se ha utilizado en las actividades que la Unidad de Biocarburantes  realiza en el proyecto BABETHANOL, que se centran en la aplicación del nuevo proceso a la biomasa de paja de cebada, sustrato identificado de gran interés para el contexto europeo.
Las actividades de investigación sobre el proceso CES en paja de cebada se realizan en la planta de extrusión y laboratorios de investigación que el CIEMAT tiene en sus instalaciones en Madrid, y tienen como principal objetivo obtener datos para el escalado del proceso a nivel industrial.

Fuente Europa Press

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG