jueves, 25 de abril de 2013

Un millón de bolivianos viven hoy con el Mal de Chagas

Un millón de bolivianos viven hoy con el Mal de Chagas y otros cuatro millones habitan en zonas de riesgo, según el responsable del Programa de Chagas del ministerio de Salud, Max Enríquez. La enfermedad, causada por el parásito Trypanosoma cruzi transmitido por un insecto conocido como la vinchuca, afecta sobre todo a los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca, Tarija, Cochabamba, Potosí y La Paz, destacó Enríquez, según ha informado Prensa Latina.
El especialista enfatizó en que se trata de un mal con prevalencia en el 60 por ciento del país, incluso en la región amazónica.
Enríquez dijo que esos índices hacen de Bolivia el país más infectado de Sudamérica, con una población de 10 millones de habitantes, y resaltó que ya no solo se transmite por la picadura de la vinchuca, sino también por transfusiones de sangre infectada y por vía oral.
El especialista explicó también que esa enfermedad se manifiesta después de los 30 años de haber sido contraída, mediante afecciones cardíacas u otras, en tanto adelantó un presupuesto de casi dos millones de dólares para campañas profilácticas.
Según Enríquez, La Paz y Potosí están a punto de declararse libres del mal, en tanto se le dará prioridad a Cochabamba con la intención de controlar el vector en la región, lo mismo que en el Chaco donde se estudian labores conjuntas con Paraguay y Argentina.


La enfermedad de Chagas o mal de Chagas-Mazza, también conocida como tripanosomiasis americana, es una enfermedad parasitaria tropical, generalmente crónica, causada por el protozoo flagelado Trypanosoma cruzi.
Se considera que la enfermedad de Chagas es endémica de América, distribuyéndose desde México hasta Chile, aunque existen vectores y reservorios incluso en el sur de los Estados Unidos, y en la actualidad se considera una enfermedad, aunque esporádica, con casos identificados en Canadá y EE.UU. Se estima que son infectadas por la enfermedad de Chagas entre 15 y 17 millones de personas cada año, de las cuales mueren unas 50 000. La enfermedad tiene mayor prevalencia en las regiones rurales más pobres de América Latina.
La etapa aguda infantil se caracteriza por fiebre, linfadenopatía, aumento del tamaño de hígado y bazo y, en ocasiones, miocarditis o meningoencefalitis con pronóstico grave. En la etapa crónica, a la cual llegan entre el 30% y el 40% de todos los pacientes chagásicos, suele haber cardiomiopatía difusa grave, o dilatación patológica (megasíndromes) del esófago y colon, megaesófago y megacolon respectivamente. La importancia de la parasitosis radica en su elevada prevalencia, grandes pérdidas económicas por incapacidad laboral, y muerte repentina de personas aparentemente sanas.
Reconocida por la OMS como una de las 13 enfermedades tropicales más desatendidas del mundo, y por la OPS como una enfermedad de la pobreza, la enfermedad de Chagas ha sido un azote para la humanidad desde la antigüedad, y sigue siendo un problema relevante social y económico en muchos países de América Latina.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG