miércoles, 24 de abril de 2013

Toda la información sobre el clima en Rusia

¿Cómo es el clima en Rusia? - En esta nueva publicación les voy a comentar un poco sobre el clima en Rusia y varias cosas más sobre este inmenso país, si te gusta el frió no lo pienses más, es el destino ideal.
Rusia es el país más grande del mundo y se extiende por casi todo el norte del supercontinente de Eurasia: ocupa el norte de Asia (1/3 del total continental) y el este de Europa –respectivamente, el 74,7% y el 25,3% de su territorio. Está separada del continente americano por el estrecho de Béring.
Rusia tiene un clima completamente continental, debido a su tamaño compacto y configuración. La mayor parte de su territorio está a más de 400 km del mar, y su centro a 3.840 km de la costa. Además, las cadenas montañosas del sur y del este bloquean las moderadas temperaturas del océano Índico y océano Pacífico, aunque la Rusia europea y el norte de Siberia carecen de esa protección geográfica ante el Ártico y el Atlántico norte.
La temperatura media anual de casi toda la Rusia europea está por debajo del punto de congelación, y la media de la mayor parte de Siberia es 0 °C o menor. La mayor parte de Rusia tiene sólo dos temporadas, un verano y un invierno, con una temporada muy corta entre ellos. Las rutas de transporte, incluida la totalidad de las líneas de ferrocarril, son redirigidas en invierno para atravesar las aguas congeladas sobre los ríos y los lagos. Hay sin embargo algunas zonas que constituyen importantes excepciones a esta descripción: el moderado clima marítimo del óblast de Kaliningrado, en el mar Báltico, es similar al del Pacífico Noroeste; el Extremo Oriente de Rusia, bajo la influencia del océano Pacífico, tiene un clima monzónico que invierte la dirección del viento en verano e invierno, diferenciando bruscamente las temperaturas; y una estrecha banda territorial en la zona del mar Negro tiene un clima subtropical, lo que la convierte en el destino más popular de veraneo.
Rusia es el país más frío del mundo, con una temperatura media anual de —5,5 °C. En invierno, un intenso sistema de altas presiones es la causa de que los vientos soplen del sur y sudoeste en todo el territorio ruso, salvo en la región del Pacífico; en verano, un sistema de bajas presiones lleva vientos del norte y noroeste a la mayoría del país. Esta combinación meteorológica reduce durante el invierno la diferencia de temperatura entre el norte y el sur. Así, las temperaturas medias de enero son de —8 °C en San Petersburgo, de —27 °C en la llanura de Siberia Occidental, y de —43 °C en Yakutsk (en el este de Siberia central, aproximadamente a la misma latitud que San Petersburgo), mientras que la media de invierno en la frontera mongola, cuya latitud es de unos 10 ° más al sur, es apenas más cálida. Sin embargo, las temperaturas de verano si están más afectadas por la latitud, siendo la media de las islas del Ártico de 4 °C, y la media de las regiones del sur de 20 °C. El abanico de temperaturas extremas está establecido entre el récord nacional de bajas temperaturas de —70 °C, registrada en Verjoiansk en el norte-centro de Siberia y el récord de 38 °C, registrados en varias estaciones del sur.
El largo y frío invierno tiene un profundo impacto en casi todos los aspectos de la vida en Rusia: afecta a dónde y como viven y trabajan las personas y al tipo de cultivos y donde se cultivan (ninguna parte del país tiene una estación anual de crecimiento). La duración y la severidad del invierno, junto con las fuertes fluctuaciones de las temperatura medias de verano e invierno, impone requisitos especiales en muchas ramas de la economía: en las regiones de permafrost, los edificios deben ser construidos sobre pilotes; la maquinaria debe estar hecha de aceros especiales; y los sistemas de transporte deben ser diseñados para llevar a cabo fiablemente su cometido en temperaturas extremadamente frías y también altas. Además, durante los largos períodos de oscuridad y frío, se incrementa la demanda de energía y la atención sanitaria.
Dado que Rusia tiene poca exposición a las influencias oceánicas, la mayor parte del país recibe de bajas a moderadas cantidades de precipitaciones, dándose las mayores en el noroeste y disminuyendo su cuantía de noroeste a sureste en la Rusia europea. Las zonas más húmedas son las pequeñas y exuberantes regiones subtropicales adyacentes a la región del Cáucaso y la costa del Pacífico. A lo largo de la costa del mar Báltico, el promedio de precipitación anual es de 600 mm, y en Moscú es de 525 mm. Una media de sólo 20 mm cae a lo largo de la frontera ruso-kazaka, y tan sólo 15 mm pueden caer en Siberia a lo largo de la costa del Ártico. La media anual de días de nieve, un factor crítico para la agricultura, depende tanto de la latitud y la altitud, variando de 40 a 200 días en la Rusia europea y de 120 a 250 días en Siberia.

Regiones naturales

 

Los geógrafos tradicionalmente han dividido el vasto territorio de Rusia en cinco regiones o zonas naturales:
La mayor parte de la Federación de Rusia consta de dos llanuras —la llanura de Europa oriental y la llanura de Siberia Occidental—, dos tierras bajas —la Norte de Siberia y la Kolyma, en el extremo noreste de Siberia—, dos mesetas —la meseta Central de Siberia y la meseta de Lena, a su este—, y una serie de áreas montañosas, principalmente concentradas en el extremo noreste o extendiéndose de forma intermitente a lo largo de la frontera sur.

El Ártico ruso se extiende casi 7.000 km de oeste a este, desde Karelia y la península de Kola a Nenetsia, el Golfo de Ob, la península de Taymyr, la península de Chukchi (Kolyma, la región del río Anadyr y hasta el cabo Dezhnev). Las principales islas y archipiélagos en el océano Ártico son Nueva Zembla, Severnaya Zemlya, y las islas de Nueva Siberia.
Alrededor del 11% de Rusia es tundra - una llanura pantanosa y carente de árboles. La tundra es la zona más septentrional del país, extendiéndose desde la frontera finlandesa, en el oeste, al estrecho de Bering en el este, y luego siguiendo hacia el sur a lo largo del Pacífico hasta la norteña península de Kamchatka.
La zona es conocida por sus manadas de renos salvajes, por las llamadas Noches blancas (crepúsculo a medianoche, alboreando poco después) en el verano, y por los días de total oscuridad en invierno. El largo y duro invierno y la falta de sol permiten crecer sólo musgos, líquenes, sauces enanos (Salix herbacea), y arbustos bajos en el estéril permafrost. Aunque varios ríos caudalosos de Siberia recorren esta zona, ya que fluyen hacia el norte hasta el océano Ártico, el deshielo parcial e intermitente dificultan el drenaje de los numerosos lagos, estanques y pantanos de la tundra. La meteorización debida a las heladas es el proceso físico más importante aquí, que poco a poco a poco configura un paisaje que fue severamente modificado por la glaciación en la última edad de hielo.
Menos del 1% de la población de Rusia vive en esta zona. La pesca y los puertos industriales del noroeste de la península de Kola y los grandes campos de petróleo y gas natural del noroeste de Siberia son los mayores empleadores en la tundra. Con una población de 180.000 habitantes, la ciudad industrial fronteriza de Norilsk es la segunda ciudad en población, tras Múrmansk, de los asentamientos rusos por encima del Círculo Polar Ártico.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG