lunes, 15 de abril de 2013

Las especies exóticas protagonizan el 38% de la polinización en las Islas Galápagos

Foto: OERSTED/WIKIMEDIA COMMONS
Las especies exóticas protagonizan el 38 por ciento de la polinización en las Islas Galápagos (Ecuador), según una investigación liderada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que publica la revista 'Proceedings of the Royal Society B'.
La investigación estudia las interacciones que dan lugar a este proceso en el archipiélago, donde se han detectado 758 especies 'intrusas', dominadas por 60 especies de plantas y más de 200 animales, sobre todo insectos, según ha informado Europa Press.
Así, el 20 por ciento de las especies incluidas en la polinización son foráneas y muchas de éstas, invasoras. Sólo la quinta parte de este colectivo acapara más de un tercio de dichas interacciones. El estudio evalúa el impacto de las especies introducidas en las redes de polinización de las zonas áridas de las cinco islas principales del archipiélago.
En ellas, se ha detectado que el 60 por ciento de las especies de plantas vasculares (825 en total) y el 25 por ciento de las especies de insectos (500 en total) no proceden del archipiélago. De las 758 interacciones registradas por el estudio, el 38 por ciento de ellas incluyen especies foráneas.
En este contexto, la investigadora del CSIC en el Instituto de Estudios Mediterráneos Avanzados Anna Traveset, que ha dirigido la investigación, ha explicado que algunas de estas especies exóticas, muchas de ellas invasoras, que se han introducido, ya sea de forma involuntaria o deliberada, están desplazando a las especies nativas y ha añadido que esto tiene "consecuencias todavía desconocidas para el éxito en la reproducción de las plantas nativas".
Traveset ha señalado que el desplazamiento se ejecuta mediante competencia, depredación o alteración de las interacciones ecológicas entre especies nativas y ha advertido de que este fenómeno puede afectar a la estructura y funcionalidad de las comunidades.
Además, ha añadido que la mayor parte de los planes de restauración y conservación en islas no incluye indicadores relacionados con las interacciones en las funciones ecosistémicas.
Por ello, ha manifestado que las islas Galápagos son en la actualidad "uno de los archipiélagos más invadidos por especies foráneas" y advierte de que dado el valor en biodiversidad que alberga la región, las consecuencias de esta "invasión sobre el funcionamiento de las comunidades pueden ser dramáticas".
La investigación está integrada dentro del Laboratorio Internacional en Cambio Global, cuyo objetivo es comprender, predecir y formular estrategias de respuesta al impacto del cambio global sobre los ecosistemas marinos y terrestres, tanto de Sudamérica como de la Península Ibérica.a como de la Península Ibérica.

La polinización es el proceso de transferencia del polen desde los estambres hasta el estigma o parte receptiva de las flores en las angiospermas, donde germina y fecunda los óvulos de la flor, haciendo posible la producción de semillas y frutos.
El transporte del polen lo pueden realizar agentes físicos como el viento (plantas anemófilas), el agua (especies hidrófilas), o un polinizador animal (plantas zoófilas). Las características físicas y fenológicas de las flores anemófilas, hidrófilas y zoófilas, así como las de su polen, suelen ser marcadamente diferentes. Las plantas zoófilas deben llamar la atención de sus vectores con colores y olores atrayentes, así como recompensarlos con alimento o refugio. Diferentes tipos de polinizadores requieren diferentes tipos de atractivos, así las flores zoófilas han evolucionado y se han diversificado en una gran variedad de tipos los cuales pueden agruparse en síndromes florales. La belleza visual característicamente asociada a las flores es el efecto de su coevolución con insectos u otros animales polinizadores.
En los casos en que la polinización se produce como resultado de relaciones planta-animal estas relaciones son predominantemente de tipo mutualista. Es decir relaciones en que ambos participantes se benefician. A diferencia de las relaciones obligatorias (propiamente simbióticas) que existen en la naturaleza, las relaciones de polinización son prácticamente siempre facultativas u opcionales y muy flexibles: la desaparición de un polinizador o planta no acarrea necesariamente la extinción del otro participante en la interacción, ya que cada uno de ellos posee alternativas (otras fuentes de alimento en el caso del animal, u otras especies de polinizadores en el caso de la planta). Existen algunos casos sumamente interesantes de relaciones simbióticas entre un polinizador y una especie de plantas, tales como la avispa de los higos y la polilla de la yuca.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG