miércoles, 17 de abril de 2013

Para detectar asteroides que amenacen la Tierra la NASA usará infrarrojos

Foto: NASA/JPL-CALTECH/R. HURT
Un nuevo sensor de infrarrojos que, a bordo de una futura nave espacial, mejore la detección y seguimiento de asteroides y cometas próximos a la Tierra, ha superado un decisivo examen de diseño por parte de la NASA, según ha informado Europa Press.
El ensayo evaluó el desempeño de la Cámara de Objetos Cercanos a la Tierra (NEOCam) en un ambiente que simula las temperaturas y presiones del espacio profundo. NEOCam es el instrumento fundamental para la propuesta de un nuevo telescopio espacial basado en la caza de asteroides. Los detalles del diseño del sensor y capacidades se publicarán en una próxima edición del Journal of Optical Engineering.
El sensor puede ser un componente vital para informar sobre los planes de la agencia dentro de la recientemente anunciada iniciativa de desarrollo de la primera misión de la historia para identificar, capturar y reubicar un asteroide cercano a la Tierra para futuras exploraciones por astronautas. El objetivo último es "proteger a la Tierra de los asteroides potencialmente peligrosos", dijo Lindley Johnson, encargado del programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA.
Esta clase de objetos son asteroides y cometas con órbitas que entran dentro de los 42 millones de kilómetros de camino de la Tierra alrededor del sol. Los asteroides no emiten luz visible, sino que la reflejan. Dependiendo de lo reflexivo que sea un objeto, un pequeña roca espacial de color claro puede brillar lo mismo que una grande y oscura. Como resultado, los datos recogidos con los telescopios ópticos que utilizan luz visible pueden ser engañosos.
"Los sensores infrarrojos son una poderosa herramienta para el descubrimiento, la catalogación y la comprensión de la población de asteroides", dijo Amy Mainzer, co-autor del trabajo e investigador principal de la misión NEOWISE (Explorador en Amplio Campo Infrarrojo de Objetos Cercanos a la Tierra) de la NASA en el Laboratorio de Propulsión a Choroo (JPL).
"Cuando se observa una roca espacial en infrarrojos, se están viendo sus emisiones térmicas, lo que puede definir mejor el tamaño del asteroide, y decir algo acerca de la composición".
El sensor NEOCam está diseñado para ser más confiable y mucho más ligero en peso para el lanzamiento a bordo de los telescopios espaciales. Una vez lanzado, el telescopio propuesto se localizaría cerca de cuatro veces la distancia entre la Tierra y la Luna, donde NEOCam podría observar las idas y venidas de estos objetos todos los días sin los impedimentos de la cubierta de nubes y la luz del día.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG