miércoles, 3 de abril de 2013

Los patrones de las lluvias tropicales se podrían alterar por el diferente calentamiento entre hemisferios

Foto: NASA
Una consecuencia a menudo ignorada del cambio climático global es que el Hemisferio Norte se está volviendo más cálido que el Hemisferio Sur, lo que podría alterar significativamente los patrones de las lluvias tropicales, según un nuevo estudio realizado por climatólogos de la Universidad de California en Berkeley y la Universidad de Washington, Seattle.
Tal cambio podría aumentar o disminuir la precipitación estacional en áreas como el Amazonas, África subsahariana y Asia del Este, haciendo algunas zonas más húmedas y otras más secas que en la actualidad.
"Un hallazgo clave es la tendencia al cambio en las precipitaciones tropicales hacia el norte, lo que podría significar aumentos en los sistemas climáticos del monzón en Asia o cambios de la temporada de lluvias de sur a norte en África y América del Sur", dijo el estudiante graduado de la Universidad de Berkeley Andrew R. Friedman, quien dirigió el análisis.
"La lluvia tropical prefiere un hemisferio más caliente", resumió John Chiang, profesor de la Universidad de California en Berkeley. "Como resultado, las lluvias tropicales se ven directamente afectadas por la diferencia de temperatura entre los dos hemisferios", según ha indicado Europa Press.
Chiang y Friedman informan sobre sus hallazgos en un artículo aceptado ahora por el Journal of Climate, una publicación de la Sociedad Americana de Meteorología.
En general, los patrones de lluvia tropical se producen en bandas específicas de latitud, tales como la Zona de Convergencia Intertropical. Los investigadores dicen que un hemisferio norte más cálido provoca un vuelco atmosférico que tiende a debilitarse en el norte y fortalecerse en el sur, cambiando las bandas de lluvia hacia el norte.
"Es realmente en las regiones fronterizas de estas bandas donde se verán más efectos, áreas que no por casualidad son algunos de los lugares más vulnerables: zonas como el Sahel, donde la precipitación es variable de año en año y las personas tienden a ser más dependientes de la agricultura de subsistencia," dijo Dargan Frierson, profesor asociado de ciencias de la atmósfera y participante en el estudio. "Estamos ante grandes cambios climáticos en el planeta y esperar que los patrones de lluvia sigan siendo los mismos es muy ingenuo."

ANÁLISIS DEL SIGLO XX

Muchas de las discusiones de cambio climático se centran en tendencias a largo plazo de la temperatura media global. Estos investigadores dieron un paso más para determinar la diferencia en los cambios de temperatura entre los dos hemisferios a lo largo del siglo pasado, y la forma en que pueden haber afectado los patrones de precipitaciones tropicales.
Con el uso de más de cien años de datos y simulaciones, se comparó la diferencia de temperatura anual media entre los hemisferios norte y sur, con precipitaciones durante todo el siglo 20 y se comprobó que los cambios bruscos coincidieron con interrupciones de lluvia en los trópicos ecuatoriales.
El más grande fue una caída de cerca de un cuarto grado Celsius en la diferencia de temperatura a finales de 1960, lo que coincidió con una sequía de 30 años en el Sahel africano que provocó hambrunas y aumento de la desertificación en todo el norte de África , así como la disminución de los monzones en Asia Oriental y la India.
"Si lo que vemos en el siglo pasado es cierto, incluso pequeños cambios en la diferencia de temperatura entre los hemisferios norte y sur podrían causar cambios mensurables en las precipitaciones tropicales", dijo Chiang.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG