miércoles, 3 de abril de 2013

Tras el violento temporal en Buenos Aires miles pasaron la noche sin electricidad y en la calle

Argentina, Buenos Aires: Tras el violento temporal que provocó inundaciones, cuantiosos daños y que se cobró la vida de 8 personas, decenas de miles de pobladores de esta capital pasaron la noche sin electricidad y en la calle, según información de La Agencia Prensa Latina. Vecinos del populoso barrio Belgrano efectuaron a partir de las 20:00 hora local (23:00 gmt) un cacerolazo contra el gobierno local del conservador Mauricio Macri en protesta por lo que consideran dejadez de las autoridades capitalinas en atender sus urgencias.
La lluvia torrencial se desató en Buenos Aires y su conurbano entre las 03:00 y las 05:30 de ayer martes y provocó una acumulación de más de 155 milímetros de agua en ese lapso, un récord histórico para el mes de abril en la ciudad. 
Sólo en las primeras dos horas, cayeron 110 milímetros. El fenómeno se dio tanto en varios barrios porteños como en distintas localidades del Gran Buenos Aires, según ha indicado el sitio Infobae.
Los mayores daños los sufrieron las barriadas Núñez, Saavedra, Belgrano, Palermo, Villa Urquiza, Liniers, Lugano, Soldati y Mataderos.
Con cánticos y golpes de cacerolas los manifestantes exigieron soluciones para el grave cuadro que atraviesa esa zona que quedó sin fluido eléctrico y el acumulado de agua alcanzó los dos metros lo cual ocasionó cuantiosos daños y pérdidas.
Indignados reclamaron ante las cámaras de canales de televisión que cubrían la manifestación la presencia de la defensa civil, de asistencia médica y de la policía debido a la oscuridad y ante el temor de una nueva tormenta que haga más crítica su situación.
La Federación de Cámaras y Centros Comerciales de Argentina (Fedecámaras) reportó que 15 mil comercios, particularmente familiares, pequeños y medianos, resultaron afectados por la inclemencia climática, además de 500 mil ciudadanos.
En un comunicado, Fedecámaras reclamó indemnizaciones por los perjuicios provocados a los comerciantes por la profusa lluvia que desató súbitas crecidas.
En apenas dos horas se registraron 155 milímetros de precipitación en algunas áreas.
El agua inundó inmuebles, comercios, destruyó vehículos y obstruyó líneas del metro, avenidas, retrasó vuelos nacionales e internacionales, así como vías férreas lo cual afectó el transporte urbano.
Varias zonas pasaron la noche sin electricidad y se reportaron hechos de saqueo.
Partes meteorológicos alertan sobre la alta probabilidad de más lluvias y tormentas eléctricas durante este miércoles.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG