lunes, 6 de mayo de 2013

Honduras sigue bajo alerta por sismos y fuertes lluvias

Honduras continua bajo alerta debido a la serie de sismos que desde hace tres semanas sacuden el norte del país y también por las primeras lluvias de mayo, que han dejado dos desaparecidos y daños materiales, según ha informado EFE Verde.
En los caribeños departamentos de Atlántida y Cortés, una cadena de sismos, de magnitudes de entre 3 y 5,6, mantiene alarmados a los vecinos de varias comunidades, principalmente los que viven en casas de adobe, muchas de las cuales han resultado dañadas.
Los movimientos de tierra se incrementaron en las últimas tres semanas de abril, por lo que la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) declaró alertas preventivas en Atlántida y Cortés.
Los temblores de abril dejaron al menos seis personas heridas, otras 129 evacuadas y unas 80 viviendas de adobe dañadas.
Para conocer más a fondo lo que está ocurriendo en la zona afectada por los seísmos, la Copeco invitó al experto alemán Wilfried Klaus, quien el 25 de abril pasado comenzó a hacer un análisis científico del fenómeno.
Klaus, quien reside en Nicaragua, dijo que la actividad sísmica en la zona se registra a escasa profundidad, puede durar "varias semanas o meses" y que obedece a "causas naturales".
La poca profundidad de los temblores ha provocado los daños de muchas de las viviendas de adobe, según las autoridades de la Copeco.
El estudio de Klaus, quien es sismólogo geofísico y consultor del Centro de Coordinación para la Prevención de Desastres Naturales en América Central (Cepredenac), servirá para el trabajo de seguimiento de la Copeco a los movimientos de tierra en el norte de Honduras, un país montañoso que está sufriendo los efectos del cambio climático.
Otro fenómeno natural que preocupa a los hondureños es el de las lluvias, que sin haber comenzado el invierno, ya causaron entre el jueves y viernes dos desaparecidos en el central departamento de Francisco Morazán y daños materiales en varias regiones del país.
Las fuertes precipitaciones provocaron inundaciones en varias zonas, entre ellas la capital Tegucigalpa, lo mismo que la destrucción de una decena de casas y el derribo de muros, postes del tendido eléctrico, árboles y rótulos, entre otros daños.
Regiones de los centrales departamentos de Francisco Morazán, Comayagua y La Paz y de Cortés (norte) también se vieron afectadas por los aguaceros, que estuvieron acompañados de mucha actividad eléctrica.
Sobre las lluvias, Rosales indicó a Efe que obedecieron al "choque de masas heladas de viento con masas calientes".
Añadió que el invierno (temporada de lluvias), que los meteorólogos prevén que comience en la tercera semana de mayo, "puede ser copioso" y que la Copeco se está "preparando ante cualquier escenario extremo que se pueda registrar".
El presidente hondureño, Porfirio Lobo, convocó este jueves a sus más cercanos colaboradores para coordinar un plan de ayuda a decenas de familias de Tegucigalpa afectadas por las primeras lluvias.
Honduras cuenta con dos estaciones, las cuales están bien definidas: La estación seca y la estación lluviosa. La estación lluviosa comienza en mayo extendiéndose hasta el mes de julio con una pausa durante el mes de agosto, ésta generalmente se reanuda en septiembre hasta el mes de noviembre cuando comienza la estación seca. Esta estación, se extiende hasta el mes de abril o mayo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG