domingo, 5 de mayo de 2013

Declararon extinto al rinoceronte negro de África

El rinoceronte negro de África occidental fue declarado oficialmente extinto, según la última lista de las Lista Roja de Especies Amenazadas que realizar la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).
La caza de los rinocerontes para vender los cuernos en el mercado negro es la principal causa para que esta especie pase a engrosar la lista de animales extintos, entre las que están criaturas como el tigre de Tazmania, el pájaro Dodo, entre muchos otros más.
En esta lista además aparece como “posiblemente extinguido” otro tipo de rinocerontes, el blanco de África Central, así como afirma que el mismo camino podría seguir el rinoceronte de Java, si no se toman las medidas necesarias para evitarlo.
Tanto en el caso del rinoceronte negro occidental como del rinoceronte blanco del norte, la situación podría haber sido muy diferente de haberse aplicado las medidas de conservación sugeridas”, dijo Simon Stuart, Presidente de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN.
Pese a las malas noticias, la UICN también informó avances en la conservación de algunas especies, como la del rinoceronte blanco Ceratotherium simum simum, que ha logrado subir su población a más de 20.000 especímenes, así como la del caballo Przewalski (Equus ferus), que ha pasado del estado “en peligro crítico” a “en peligro”.
El rinoceronte negro occidental medía 3 - 3,8 m de largo, tenía una altura de 1,4 - 1,7 m y pesaba de 800 - 1.300 kilogramos. Tenían dos cuernos, el primero medía desde 0,5 hasta 1,3 m y el segundo de 2 a 55 cm. Como todos los rinocerontes negros, podía ser encontrado en la sabana.
Fue cazado en gran medida a principios del siglo XX, pero la población aumentó en la década de 1930 después de que fueran tomadas medidas de conservación. En 1980 había una población de varios centenares. La caza furtiva continuó y en 2000 sólo sobrevivieron 10. A principios de 2006 un estudio intensivo del norte de Camerún (el último hábitat de esta especie) no encontró ningún ejemplar, pero los esfuerzos para localizar algún ejemplar continuaron. La caza ilegal, la lucha limitada contra la caza furtiva, la insuficiencia de los tribunales a la hora de dictar sentencias para castigar a los cazadores furtivos y demás razones contribuyeron a la posible desaparición de la especie. No se conoce ningún ejemplar que se esté criando en cautividad. Con la esperanza de que hubiera una pequeña población desconocida, se introdujo como en Peligro Crítico por la UICN, a pesar de que estaba reconocido que la especie pudiera estar ya extinta.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG