miércoles, 8 de mayo de 2013

La sequía que afecta a Panamá ha provocado la peor crisis eléctrica en 15 años

Foto: Prensa Latina
La intensa sequía que afecta a Panamá ha provocado la peor crisis energética del país en 15 años y obligado al gobierno a tomar medidas extremas, incluida la suspensión de clases, según ha informado Prensa Latina.
El gobierno lucha para evitar los apagones que, aunque serían programados y anunciados con anticipación, afectarían a decenas de miles de personas en la capital debido a la gran cantidad de rascacielos y la mala costumbre de derrochar electricidad.
Con calores excesivos muy relacionados con la sequía intensa, la falta de aire acondicionado en las dependencias del Estado y los comercios privados ya está afectando a trabajadores y público que asumen la climatización artificial como un hecho natural.
Hay un descenso significativo en los niveles de los embalses de las hidroeléctricas Bayano y Fortuna que repercute en un grave déficit de generación eléctrica en un país donde desde 1998 no se registran cortes de energía por escasez y desde 2008 no se había vivido una situación de estrechez semejante.
Las clases están suspendidas por tres días desde ayer lo que ha generado críticas, y desde las 10 de la noche la intensa luminosidad característica de la capital desaparece y la deja en penumbras.
Algunos comercios, talleres y escuelas privadas han echado mano a generadores portátiles o paneles solares y escapan así a los recortes y otras medidas de ahorro, mientras que el cambio de horario laboral, ahora de seis horas, ha mejorado en algo el flujo vehicular.
La sequía causa estragos en los principales sectores productivos del país, en especial el agropecuario, con el reporte de 200 reses muertas y cientos en peligro por el descenso de su peso lo cual no permite su comercialización.
Las pérdidas son grandes en un sector carente de una adecuada política agropecuaria estatal.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG