jueves, 2 de mayo de 2013

Zonas chinas sacudidas por sismo se ven amenazadas por las lluvias

Foto: Prensa Latina
Los habitantes de la provincia de Sichuan, en el suroccidente de China, se preparan hoy para enfrentar nuevas dificultades con las lluvias de la primavera, cuando aún tratan de recuperarse del sismo que afectó esa zona hace apenas dos semanas. La ciudad de Ya'an, donde se encuentra la localidad de Lushan que sufrió el epicentro del movimiento telúrico de siete grados de intensidad el 20 de abril, todavía se encuentra en la fase de recuperación ya que la sacudida ocasionó graves pérdidas materiales que desplazaron un millón 500 mil habitantes.
Unos 126 mil hogares fueron destruidos por el terremoto, que tuvo un saldo de 196 muertos, 21 desaparecidos y unos 13 mil heridos, más de mil de ellos tratados en hospitales de esa provincia.
A la zona acudieron unos 22 mil soldados, policías, bomberos y rescatistas para ofrecer su respaldo y llevaron decenas de miles de tiendas de campaña, mantas, ropas, alimentos, agua y otros productos necesarios, mientras equipos médicos priorizaban campañas para evitar el surgimiento de epidemias.
Cuando esa labor está todavía inconclusa, los habitantes de esa región afectada por el seísmo enfrentan las amenazas de la temporada de lluvia, que puede provocar daños colaterales como aludes y otras calamidades que empeorarían la ya crítica situación.
La Administración Meteorológica de China, junto con las autoridades de Sichuan, alertan de inundaciones con la llegada de las precipitaciones y tratan de evitar que las aguas contaminadas de las crecidas provoquen epidemias con alertas a la población.
Ya'an es una de las regiones de China que recibe más lluvias con una tasa de mayo a septiembre que supera los mil 200 milímetros, casi el triple de la norma nacional.
Además de los llamados a la población, las autoridades de Sichuan y Meteorología establecen protección contra las tormentas y descargas eléctricas en los centros donde está ubicada la población desplazada por el sismo.
Entretanto, la Cruz Roja de China informó que hasta el 27 de abril había recaudado unos 92 millones de dólares para los damnificados, mayoritariamente proveniente del sector privado e individuos en este país.
A Lushan llegaron ayer tres camiones con tiendas de campañas, generadores eléctricos, capas y botas para la lluvia, alimentos y otros materiales de ayuda donados por la escuela de negocios de la Universidad de Sichuan, informó hoy la prensa.

Fuente Prensa Latina

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG