lunes, 13 de mayo de 2013

Una galaxia infrarroja ultraluminosa llama la atención del Hubble

Foto: NASA
Una galaxia infrarroja ultraluminosa llama la atención del Hubble - Cuando miramos hacia el cosmos lejano, la gran mayoría de los objetos que vemos son galaxias: inmensas concentraciones de estrellas, planetas, gas, polvo y materia oscura, que se muestran en todo tipo de formas. Esta imagen del Hubble registra varias, pero la galaxia catalogada como 2MASX J05210136-2521450 se destaca a primera vista por su forma interesante, según ha informado Europa Press.
Este objeto es una galaxia infrarroja ultraluminosa que emite una gran cantidad de luz en longitudes de onda infrarrojas. Los científicos lo consideran resultado de la intensa actividad de formación estelar, desencadenada por la colisión entre dos galaxias que interactúan.
El proceso de fusión ha dejado sus señales: 2MASX J05210136-2521450 presenta un único núcleo brillante y una espectacular estructura externa que consiste en una extensión unilateral de brazos interiores, con una cola de marea en la dirección opuesta, formada a partir de material desgarrado fuera de las galaxias en fusión por las fuerzas gravitacionales.
La imagen es una combinación de exposiciones tomadas por la Cámara Avanzada para Exploraciones del Hubble, utilizando la luz del infrarrojo cercano y visible.

El telescopio espacial Hubble (HST por sus siglas en inglés), también conocido como telescopio orbital Hubble es un telescopio que orbita en el exterior de la atmósfera, en órbita circular alrededor de la Tierra a 593 km sobre el nivel del mar, con un período orbital entre 96 y 97 min. Denominado de esa forma en honor del astrónomo Edwin Hubble, fue puesto en órbita el 24 de abril de 1990 en la misión STS-31 y como un proyecto conjunto de la NASA y de la Agencia Espacial Europea inaugurando el programa de Grandes Observatorios. El telescopio puede obtener imágenes con una resolución óptica mayor de 0,1 segundos de arco. La ventaja de disponer de un telescopio más allá de la atmósfera radica, principalmente, en que de esta manera se pueden eliminar los efectos de la turbulencia atmosférica. Además, la atmósfera absorbe fuertemente la radiación electromagnética en ciertas longitudes de onda, especialmente en el infrarrojo, disminuyendo la calidad de las imágenes e imposibilitando la adquisición de espectros en ciertas bandas caracterizadas por la absorción de la atmósfera terrestre. Los telescopios terrestres se ven también afectados por factores meteorológicos (presencia de nubes) y la contaminación lumínica ocasionada por los grandes asentamientos urbanos, lo que reduce las posibilidades de ubicación de telescopios terrestres.
Una de las características del HST era la posibilidad de ser visitado por astronautas en las llamadas misiones de servicio (SM, por sus iniciales en inglés). Durante las misiones de servicio se podía arreglar elementos estropeados, instalar nuevos instrumentos y elevar la órbita del telescopio. Se realizaron 5 misiones de servicio (SM1, SM2, SM3A, SM3B y SM4). La última tuvo lugar en mayo de 2009 y en ella se produjo la mejora más drástica de la capacidad instrumental del HST, al instalarse dos nuevos instrumentos (WFC3 y COS), repararse otros dos (ACS y STIS) y mejorar otro más (FGS)

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG