miércoles, 5 de junio de 2013

En el Día del Medio Ambiente Bolivia inicia campaña para proteger al delfín de agua dulce

Bolivia celebra hoy el Día del Medio Ambiente en campaña por la protección del bufeo o delfín rosado, una de las especies típicas del país, y que corre peligro de desaparecer. Como parte de la campaña para su protección, desde mañana se iniciará el conteo de los animales que viven en los ríos Ibare, Mamoré y la boca del Sécure, según la directora de Turismo de la Gobernación del departamento del Beni, Katherine Kholer.
"Este es un proyecto para cuantificar la cantidad de bufeos y su hábitat dentro de esta zona", resaltó Kholer, quien añadió que esto permitirá ejecutar proyectos encaminados a preservar la especie.
Conocido también como delfín de agua dulce, el referido mamífero fue declarado por ley Patrimonio Natural del Estado Plurinacional de Bolivia, país al que ha cautivado por su belleza y las leyendas que sobre esos animales corren de generación en generación.
En el Beni, donde es más fácil encontrarlos, los indios guarayos cuentan que una vez hubo un formidable grupo de guerreros indígenas, cuyo atributo de masculinidad era envidiado por un dios, el cual terminó por convertirlos en delfines y los mandó a los ríos, con el nombre de bufeos y la prohibición expresa de abandonarlos.
La leyenda cuenta que mientras los guerreros celebran sus santos, en junio, los delfines abandonan las aguas y convertidos en apuestos soldados seducen a las mujeres, las llevan al borde de las corrientes y después de espléndidas noches de sexo, las dejan allí, embarazadas.
En la región se cree aún que todos los hijos sin padres pertenecen a los bufeos, cuyo encanto seduce a las aldeanas, sobre todo a aquellas vírgenes que se aventuran en canoa en horas de la noche.
La historia del delfín rosado, sin embargo, es más cruel, porque miles mueren cada año como consecuencia de la contaminación de las aguas desde el caudaloso Mamoré, el río más largo de Bolivia, hasta aquellas otras corrientes en las cuales encontró durante siglos un sitio apacible donde vivir.
Ese mamífero es considerado muy vulnerable a las amenazas de su entorno, sobre todo a la deforestación, la degradación del medio y la contaminación de los ríos por el uso de agroquímicos y del mercurio para separar el oro de los suelos y las rocas.
La pesca indiscriminada, la construcción de represas hidroeléctricas y el tráfico de botes, cuyos motores matan a cientos cada año, también son causas principales de la desaparición paulatina del bufeo, considerado en 2009 como una de las especies en peligro e incluida en el llamado Libro Rojo de los Vertebrados.
A pesar de su cuerpo robusto y extremadamente flexible, que le permite doblarse y enrollarse para perseguir a los peces de los cuales se alimenta, corre el peligro de desaparecer, por más que los habitantes de esas regiones creen que matarlos trae mala suerte y por ninguna causa los pescan.
El delfín rosado es uno de los más grandes de cuantos viven en los ríos del mundo y el macho puede sobrepasar los dos metros y medio de longitud y alcanzar los 180 kilogramos de peso, mientras las hembras llegan a los 2.15 metros y a los 100 kilos.

Fuente Prensa Latina

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG