viernes, 28 de junio de 2013

El nivel del agua en Cataratas del Iguazú comienza a bajar

La empresa que explota los servicios turísticos en las Cataratas del Iguazú aclaró que del lado argentino el parque se mantuvo abierto con normalidad pese a la inusual crecida de las aguas, con excepción del sector de la Garganta del Diablo, "posibilitando que los visitantes del área disfruten de un paisaje pocas veces visto".
De todas maneras, como las lluvias en la región cesaron, se aguardaba que continúe la bajante de los ríos para proceder a la reapertura del famoso sector.
La firma Iguazú Argentina aclaró que las fotografías en las que se ven instalaciones turísticas comprometidas por la corriente de agua están ubicadas en el sector brasileño.
"Desde el sábado 22 de junio de 2013, los circuitos Inferior y Superior del área Cataratas del Parque Nacional Iguazú se encuentran en su máximo esplendor, posibilitando que los visitantes del área disfruten de un paisaje pocas veces visto", aclaró la firma por medio de un comunicado.
En las últimas horas comenzó a ceder la creciente del río Paraná en distintas localidades misioneras. En Posadas, este jueves se registraba 10,45 metros de altura el curso fluvial, que en el día anterior llegaba a 10,45.
"El agua está bajando, estamos por analizar cuáles fueron los daños que provocó el aumento del caudal, si es que los hubiere. Hay mucha desinformación, creen que las cataratas se están evacuando con canoas, cosa que no es así", advirtió el gerente de Iguazú Argentina, Marcelo Zuliani.
En Posadas, 12 personas debieron ser evacuadas como consecuencia de la crecida del río Iguazú, afluente del Paraná. En las últimas horas de la tarde de ayer, las famosas Cataratas, que se encuentran entre las nuevas siete maravillas del mundo, alcanzaron un caudal de 14.300 metros cúbicos por segundo, un volumen once veces superior al que se registra usualmente en el río Iguazú.
El caudal del río nacido en la zona de Serra do Mar, en Brasil, había alcanzado los 17.600 metros cúbicos por segundo. En tanto, se mantienen en alerta en las provincias litoraleñas argentinas, ya que se espera la mayor crecida del río Paraná en varios años.
Esta crecida de los ríos Paraná e Iguazú son las mayores en los últimos 16 años, por las intensas lluvias producidas en el sur del Brasil, que provocaron desborde de arroyos.
Esta mañana luego de un leve descenso del agua, el tránsito comenzó a ser liberado bajo la supervisión de efectivos de Gendarmería y la policía de la provincia.
Según confirmaron, se pudo habilitar porque el río estaba en bajante, "hubo una disminución de 10 centímetros del agua". "Pasan de a 5 vehículos medianos por vez y de una sola mano, y un colectivo por vez, al igual que un camión por vez", indicaron.
Para los que quieran circular por una ruta alternativa en sentido norte-sur, en especial los camiones de carga de gran porte, se explicó que "tendrían que ir por la ruta 17, hacia el sur, tomar la 20 y de ahí a la 14, porque por ahora por el puente no pueden pasar", explicaron.
En tanto, el Director de la Entidad Binacional Yacyretá, Oscar Thomas, dijo que "hoy tendríamos el pico de la crecida del río Paraná, que se dio por el aumento de las altas cuencas de Brasil. Se calcula que las cuencas llegarían a los 39 mil metros cúbicos por segundo, cuando lo habitual es de 13 mil metros, esto significa que el río está tres veces por encima de lo normal de su caudal", comentó.
Thomas aseguró que "la represa está calculada para soportar hasta 8 veces más del caudal del río que serían uno 95 metros cúbicos por segundo, pero eso sería un evento catastrófico porque varias ciudades ribereñas no solo de Misiones, sino de Brasil quedarían desaparecidas".
Con la crecida del río, "no tuvimos evacuados como sí tuvimos en otra época donde no había defensas costeras, en Posadas subió unos 60 centímetros sobre cota 83, que es el nivel del embalse", aclaró.

Fuente Ambito

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG