jueves, 27 de junio de 2013

Japón pretende continuar con la caza de ballenas como parte de una investigación científica

El gobierno japonés reiteró hoy que continuará la caza de ballenas en el océano Antártico como parte de una investigación científica basada en una convención internacional. Así lo ratificó el vocero del Gobierno, Yoshihide Suga, en alusión a los alegatos de Australia ante la Corte Internacional de Justicia, en La Haya, Holanda, en los cuales exige a Tokio eliminar la captura del mayor mamífero del planeta.
Según Suga, la captura practicada por Japón se sustenta en principios científicos legales basados en el artículo 8 de la Convención Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas.
Ayer, primer día de la audiencia sobre el tema en La Haya, los representantes australianos demandaron de Tokio el fin inmediato de esa actividad pesquera en el océano Antártico, según ha informado Prensa Latina.
La caza de ballenas realizada anualmente por Japón es una matanza comercial disfrazada de ciencia, alegaron el miércoles abogados australianos ante el máximo tribunal de Naciones Unidas para pedirle que prohíba la caza de los cetáceos, según ha informado La Agencia AP.
El proceso entablado por Australia ante la Corte Internacional de Justicia, y que es apoyado por Nueva Zelanda, es el más reciente paso en años de intentos por parte de gobiernos y grupos ambientalistas para detener los viajes anuales de la flota ballenera de Japón para cazar rorcuales que Tokio afirma son para investigación científica permitida por la ley internacional.
Australia dice que la afirmación de investigación científica es una fachada para una caza comercial que pone carne de ballena (considerada un manjar en Japón) en las mesas de diversas partes de la nación asiática. La caza comercial de ballenas está prohibida por una moratoria de 1986.
"Japón busca esconder su caza comercial de ballenas en una bata de laboratorio", dijo el representante de Australia en la corte, Bill Campbell, al panel de 16 jueces.
"No matas 935 ballenas cada año para hacer investigación científica. No matas una sola ballena para hacer investigaciones científicas", dijo Campbell a periodistas.
Japón insiste en que la caza es legal de acuerdo con la Convención Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas de 1946.
"La afirmación de Australia es inválida", dijo el viceministro de relaciones exteriores de Japón Koji Tsuruoka afuera del tribunal. "La caza ballenera de Japón se ha realizado para investigación científica de acuerdo con la ley internacional".
Pero Australia considera que el argumento de la investigación científica es un mero pretexto.
"Ninguna otra nación, antes o después, ha tenido la necesidad de efectuar investigación científica letal a una escala similar a esta", dijo el subprocurador de Justicia australiano Justin Gleeson.
El gobierno de Japón alega que la investigación es necesaria para proveer datos sobre la población de ballenas a fin de que la prohibición internacional a la caza de ballenas pueda reexaminarse y, con suerte, levantarse con base en estudios científicos.
Australia presentará sus alegatos esta semana. Japón lo hará a partir del 2 de julio. Nueva Zelanda hará lo propio el 8 de julio.
La corte tardará meses en emitir una decisión final y obligatoria sobre la legalidad de la caza.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG