sábado, 8 de junio de 2013

Intensas lluvias en el occidente de Cuba dejaron severas pérdidas agrícolas

Las intensas lluvias en el occidente de Cuba, principalmente a Pinar del Río, dejaron "severas pérdidas" agrícolas y más de 1.900 casas dañadas y otras 437 todavía bajo agua, informó este sábado el diario oficial Granma. Pinar del Río se prepara para la fase recuperativa, luego de varios días en alarma por intensas lluvias.
Aunque el saldo total de las afectaciones está aún por cuantificarse, la agricultura destaca a simple vista como el sector más golpeado, con numerosas plantaciones inundadas a lo largo de todo el territorio. Solo en el municipio de Guane, evaluaciones preliminares estiman al menos 711 hectáreas.
Ante esa situación, la presidenta del Consejo de Defensa Provincial, Gladys Martínez Verdecia, explicó a Granma que "más que lamentar las pérdidas, hemos indicado el establecimiento de un plan emergente de recuperación, para sembrar cultivos de ciclo corto".

Paralelamente, señaló que se trabaja en la vigilancia epidemiológica, a fin de evitar la aparición de brotes de enfermedades a causa de la contaminación de las fuentes de abasto de agua."Esto es algo en lo que hemos estado insistiendo desde que comenzaron las lluvias.
"En la provincia contamos con cantidades suficientes de cloro para tratar el líquido, pero sabemos que hay familias que a veces se descuidan y no lo hacen, por ello la orientación es llegar casa por casa alertando sobre el tema".

La presidenta del Consejo de Defensa señaló, además, entre las prioridades, la atención a las más de 14 mil familias damnificadas por huracanes, que todavía viven en facilidades temporales.
"La mayoría son construcciones frágiles, que con estas lluvias intensas se deterioran.
"Por ello, se les ha pedido a las autoridades de todos los territorios, atender cada uno de esos casos, y buscar soluciones para aquellos que hayan sufrido afectaciones".Al cierre de esta información, todavía quedaban en Vueltabajo más de 2 600 personas protegidas en casas de familiares o albergues debido a las inundaciones; sin embargo, el nivel de las aguas iba descendiendo, por lo que ya no se reportaban zonas incomunicadas por tierra.
El número de averías en el sistema eléctrico también se había reducido de 664 a 108, gracias al trabajo de los linieros.A pesar de haber recibido durante los siete primeros días de junio, casi el doble de la lluvia que históricamente se ha registrado como promedio durante todo el mes, Pinar del Río ha vuelto a enfrentar un evento meteorológico extremo sin tener que lamentar la pérdida de vidas humanas, el único bien que sería imposible recuperar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG