viernes, 21 de junio de 2013

“Barry” desató su furia en Veracruz, México y se cobró un muerto

México: La tormenta tropical "Barry" tocó tierra ayer a las 7:30 horas en la playa La Mancha, municipio de Actopan, Veracruz, entidad donde dejó un muerto, se suspendieron clases y mil 150 personas fueron desalojadas en los municipios de Martínez de la Torre, Misantla, San Rafael y Tlapacoyan.
Barry, que por la tarde se había convertido en depresión tropical y por la noche sólo quedaban remanentes, causó un deslave menor en la carretera federal Puebla-Teziutlán y propició que se suspendieran clases en 2 mil 890 escuelas de cuatro municipios de Puebla.
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indicó que las bandas nubosas del sistema continúan afectando los estados del oriente y el centro del país, principalmente, y pronosticó para este viernes lluvias torrenciales en Veracruz y Puebla, intensas en Hidalgo, Tlaxcala, Querétaro, San Luis Potosí, Oaxaca y Guerrero, así como muy fuertes en Chiapas, Morelos, estado de México y el Distrito Federal.
El Sistema Nacional de Protección Civil, dependiente de la Secretaría de Gobernación, declaró ayer alerta en 18 estados por el paso de Barry: roja en Veracruz, y naranja y amarilla en Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Guerrero y San Luis Potosí. En niveles menores están Tamaulipas, Guanajuato, Querétaro, el Distrito Federal, México y Morelos, así como Chiapas, Yucatán, Campeche, Tabasco y Quintana Roo.
Protección Civil de Veracruz informó que un hombre de 48 años se ahogó en Coacoatzintla cuando pretendió cruzar el arroyo Mole y fue arrastrado.
La dependencia desalojó a pobladores de zonas bajas y de las márgenes del río Bobos –en el centro de la entidad– cuyo caudal se elevó 40 centímetros sobre su nivel crítico. Según Noemí Guzmán, directora de la dependencia, podría desbordarse porque se esperan 24 horas de lluvias.

La temporada de huracanes de este 2013 podría tener entre tres y seis fenómenos atmosféricos de gran magnitud, alertó la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés). El reporte de predicciones para las zonas costeras de Estados Unidos en el Atlántico, el Golfo de México y el Caribe, emitido por meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes de la NOAA prevé una alta actividad para la temporada de huracanes de seis meses, que comenzó el 1 de junio en el Atlántico y se extenderá hasta el 30 de noviembre.
Los expertos analizaron diversas tendencias y patrones climáticos para pronosticar, con un 70 por ciento de probabilidades, la ocurrencia de 13 a 20 tormentas tropicales en el océano Atlántico, con vientos de al menos 63 kilómetros por hora.
NOAA anuncia en su página en internet que de siete a 11 de esos organismos podrían convertirse en huracanes (vientos de 117 km/h o más), incluyendo tres a seis de gran intensidad, de categoría tres, cuatro o cinco, y con vientos por encima de 178 km/h.
Esa cantidad de huracanes está por encima de la media anual de 12 tormentas con nombre, seis huracanes y tres huracanes mayores.
De acuerdo con los meteorólogos, factores climáticos que controlan la actividad de esos fenómenos en el Atlántico se unen para producir una temporada muy activa este 2013, entre los cuales señalan las aguas atlánticas más cálidas y los favorables patrones de vientos procedentes de África.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG