viernes, 28 de junio de 2013

Ola de frío en Bolivia deja un saldo de casi 2000 damnificados

Una ola de frío en Bolivia deja como consecuencia casi dos mil damnificados, más de 230 héctareas de cultivos dañados, muerte de ganado y un aumento en las enfermedades respiratorias, informaron hoy las autoridades. La Unidad de Alerta Temprana de la Gobernación de La Paz informó que solo en este departamento, seis municipios y más de 600 familias fueron afectadas por las heladas.
Ayer, el Servicio Nacional de Meteorología explicó que los inviernos húmedos en la nación andina, como el actual, son fenómenos inusuales, que ocurren en ciclos aproximados de 10 años.
La institución comentó que, contrario a la percepción popular, las temperaturas mantienen su cifra promedio para la temporada, aunque se perciben más bajas dados los altos índices de humedad.
"El invierno húmedo es un fenómeno cíclico que se presenta con poca frecuencia, cada década en promedio. Por ejemplo, durante casi 10 años consecutivos tuvimos inviernos secos, pero ahora es húmedo", dijo el jefe de la Unidad de Climatología, Gualberto Carrasco.
Las fuertes lluvias anegaron barrios y calles de la oriental ciudad de Santa Cruz de la Sierra, mientras se reportan perjuicios en los campos de cinco municipios de esa localidad.
Las precipitaciones, atípicas en el invierno boliviano generalmente muy seco, llegaron también hasta las ciudades de Cochabamba, en el centro, y Sucre, en el sur, donde se reportan crecidas y daños en los cultivos.
En tanto, el municipio de San Pablo de Lípez, en el sureño departamento de Potosí, demandó ayuda a la Defensa Civil y la gobernación tras una intensa nevada de dos días que afectó el ganado y los cultivos de al menos 12 comunidades.
Bolivia reportó la primera semana de junio las temperaturas más bajas en lo que va de año, con registros de menos 16,7 grados centígrados en el sureño departamento de Potosí.
De acuerdo con el último reporte del Ministerio de Salud, al menos una decena de personas murieron por hipotermia y cuatro por gripe, mientras más de un millón, el 10 por ciento de la población, contrajo enfermedades respiratorias.
Bolivia ostenta desde 1946 el récord de temperatura más baja en América del Sur: los menos 25,7 grados registrados en la ciudad de Uyuni, también en Potosí.

Fuente Prensa Latina

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG