jueves, 20 de junio de 2013

La tormenta “Barry” perdió potencia y se ha debilitado a depresión tropical

La tormenta tropical “Barry” perdió potencia y se ha debilitado a Depresión Tropical, su amplia circulación mantiene nublados densos sobre los estados de Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Querétaro, Guanajuato, así como en el Valle de México, la mayor parte de San Luis Potosí, el sur de Tamaulipas, Oaxaca, Chiapas y Tabasco, que originan intervalos de chubascos y lluvias acompañadas de actividad eléctrica sobre dichas entidades, según ha informado Conagua.
El fenómeno natural posee vientos máximos de 55 km/h, tiene un movimiento Oeste a 11km/h y una presión central de 1006 hPa. 
La depresión tropical continuará perdiendo intensidad en las siguientes horas y es probable que por la noche se localice como una baja remanente entre los límites de Tlaxcala e Hidalgo y  este viernes se disipe en el centro de la República.
Las condiciones seguirán tornándose inestables para la entidad debido a las lluvias que se presentan y que se espera persistan hasta el fin de semana, con valores puntuales superiores a los 150 ó 200 milímetros acumulados en 24 horas y asociadas con actividad eléctrica.
Además, según el monitoreo realizado a las 15:00 horas, los niveles del río Bobos se encontraban a 1.30 metros por arriba de su escala crítica.
La Secretaría de Protección Civil recomienda a la población tomar precauciones pertinentes por oleaje elevado en la zona costera, las crecidas súbitas de ríos y arroyos de rápida respuesta, deslaves en especial en zonas de montaña, encharcamientos urbanos y posibles inundaciones en partes bajas las descargas eléctricas, así como rachas de viento y reducción de la visibilidad por lluvias.

Mapa de trayectoria de la Depresión Tropical "Barry"

La temporada de huracanes de este 2013 podría tener entre tres y seis fenómenos atmosféricos de gran magnitud, alertó la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés). El reporte de predicciones para las zonas costeras de Estados Unidos en el Atlántico, el Golfo de México y el Caribe, emitido por meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes de la NOAA prevé una alta actividad para la temporada de huracanes de seis meses, que comenzó el 1 de junio en el Atlántico y se extenderá hasta el 30 de noviembre.
Los expertos analizaron diversas tendencias y patrones climáticos para pronosticar, con un 70 por ciento de probabilidades, la ocurrencia de 13 a 20 tormentas tropicales en el océano Atlántico, con vientos de al menos 63 kilómetros por hora.
NOAA anuncia en su página en internet que de siete a 11 de esos organismos podrían convertirse en huracanes (vientos de 117 km/h o más), incluyendo tres a seis de gran intensidad, de categoría tres, cuatro o cinco, y con vientos por encima de 178 km/h.
Esa cantidad de huracanes está por encima de la media anual de 12 tormentas con nombre, seis huracanes y tres huracanes mayores.
De acuerdo con los meteorólogos, factores climáticos que controlan la actividad de esos fenómenos en el Atlántico se unen para producir una temporada muy activa este 2013, entre los cuales señalan las aguas atlánticas más cálidas y los favorables patrones de vientos procedentes de África.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG