lunes, 1 de julio de 2013

Argentina: la crecida del río Paraná no cesa y los evacuados ya son 3000 en Chaco y Corrientes

Argentina: Unas 3.000 personas tuvieron que ser evacuadas en las provincias de Chaco y Corrientes por la crecida que registró el río Paraná, a raíz de las fuertes lluvias registradas en la zona norte de la cuenca. En la ciudad de Corrientes, la crecida superó los siete metros de altura, mientras que en la localidad correntina de Paso de la Patria debieron evacuar de emergencia un barrio debido a que una de las defensas dispuestas para contener el agua del río cedió y se inundaron las viviendas.
En Paso de la Patria, ubicada a unos 38 kilómetros de la capital provincial, unas 100 casas de turistas ubicadas a la vera del río Paraná quedaron cubiertas con uno a dos metros de agua.
Allí, el río llegó a su pico máximo, 7,46 a las 14:00, aunque las autoridades locales aseguran que la crecida tiende a bajar.
Según informaron, la creciente del Paraná viene de Brasil, y afectó a los ríos Iguazú y Andrecito.
Al respecto, precisaron que el río Andrecito bajó este lunes 4,6 metros, mientras que el río Iguazú se estacionó en 4,20 metros. 
Turistas del Chaco, Corrientes y de la región llegaron hasta el lugar para tomar dimensión de cómo el agua puede afectar a sus localidades.
En la ciudad de Corrientes, el barrio Caridi fue uno de los más afectados por la crecida del río, con al menos 30 familias, mientras que en la localidad correntina de Itatí también hubo afectados por las inundaciones.
Por su parte, el director de Defensa Civil de la provincia, Eulogio Márquez, en declaraciones a Radio Sudamericana, advirtió que en las próximas horas la situación "puede ser crítica en las costas correntinas del Río Paraná".
Márquez estimó que recién a fines de julio la situación podría normalizarse por completo, aunque advirtió que se espera que, después de alcanzar su pico máximo, "la crecida se estacione", a pesar de que persisten lluvias en los estados de Santa Catarina y San Pablo, en Brasil.
Asimismo, informó que hasta el momento eran 160 las familias que debieron dejar sus hogares a las orillas del Paraná. La situación es aún más preocupante en Chaco, donde entre 1.700 y 1.800 personas debieron ser evacuadas en distintas ciudades, por las crecidas de los ríos Paraná y Barranqueras. Unas 400 personas trabajaban para paliar la emergencia y esta mañana, el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, inició una recorrida por las zonas de desastre.
María Cristina Magnano, titular de la Administración Provincial del Agua (APA) de Chaco, dijo que se estima que la crecida "se extenderá más días", ya que "sorprende" el comportamiento del Iguazú, afluente del Paraná, que no bajó su nivel rápidamente después de incrementarse su cauce, como lo hace habitualmente.
En tanto, en ciudades de Santa Fe y Entre Ríos comenzaron a tomarse medidas preventivas. En Rosario, el titular de Defensa Civil municipal, Raúl Rainone, dijo que se espera una fuerte crecida para dentro de 15 días, por lo que el agua llegaría a los 5,65 metros. 
"Rosario todavía no ha generado inconvenientes con el pronóstico de crecida, pero se espera que de acá a 15 días haya una altura del río que pueda ocasionar evacuaciones, fundamentalmente en la zona del Mangrullo y otras zonas críticas, pero en el Distrito Sur ya se toman medidas junto con Prefectura", explicó el funcionario en diálogo con La Capital.

El río Paraná es uno de los ríos más importantes de América del Sur que atraviesa la mitad sur del continente y forma parte de la extensa cuenca del Plata, la que recoge las aguas de los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay, sus afluentes y diversos humedales, como el Pantanal, los Esteros del Iberá y el Bañado la Estrella. Es la segunda cuenca más extensa de Sudamérica, sólo superada por la del río Amazonas.
La unión de los ríos Paraná y Uruguay forman el Río de la Plata, donde el Paraná desemboca en un delta en constante crecimiento, producto de los sedimentos que aportan, principalmente, los ríos Paraguay y Bermejo. Al desembocar en otro río, dicho delta tiene la particularidad de ser totalmente de agua dulce, a diferencia de otros grandes deltas del mundo.
El río nace entre los estados brasileños de São Paulo, Minas Gerais y Mato Grosso del Sur, de la confluencia del río Grande y el río Paranaíba, aproximadamente a 20° de latitud sur y 51° de longitud oeste.
Fluye hacia el noroeste, marcando el límite del estado de Mato Grosso del Sur con los de São Paulo y Paraná hasta la ciudad de Salto del Guairá, desde donde demarca la frontera entre Brasil y Paraguay en una extensión de 190 km hasta la Triple Frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil.
Desde ese punto, en la confluencia con el río Iguazú, pasa a ser límite entre Argentina y Paraguay. Aquí el río describe una amplia curva que lo desvía hacia el oeste, hasta su confluencia con el río Paraguay, donde gira bruscamente hacia el sur, internándose completamente en territorio argentino hasta su desembocadura en el Río de la Plata. En este trayecto final, el río sirve de límite natural entre varias provincias, ya que a su margen derecha (oeste y sudoeste) quedan las provincias de Chaco, Santa Fe y Buenos Aires, mientras que a la izquierda, se encuentran las de Misiones, Corrientes y Entre Ríos.
La cuenca del Paraná se compone de dos subcuencas: las cuencas de los ríos Paraná (1 414 132 km²) y Paraguay (1 168 540 km²), la que comprende también las cuencas de sus tributarios andinos, como el río Bermejo y el río Pilcomayo. Sólo el Paraná, a su vez, abarca dos zonas con distintas características hidrográficas, económicas y socioculturales: el Alto Paraná y el Paraná Medio e Inferior.
El río Paraná posee un largo de 2570 km. Si se le suman los 1370 km del río Paranaíba, la longitud total asciende a 3940 km, ubicándose así como el 14° río más extenso del mundo. La longitud combinada de los ríos Paraná y Grande es de 3870 km y la longitud desde el nacimiento del río Paraguay hasta la desembocadura del Paraná en el Río de la Plata es de 3645 km.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG