martes, 27 de agosto de 2013

Nuevo método podría detectar cáncer de piel sin destruir tejidos

Un nuevo estudio sobre la melanina de la piel podría determinar el riesgo de sufrir daños por exposición al sol y cáncer sin destruir los tejidos, según la revista especializada Pigment Cell and Melanoma Research. La técnica capaz de medir ambos parámetros bajo esas condiciones se denominó espectroscopía Raman.
Según los especialistas, los resultados se obtuvieron gracias a la comparación de los niveles de cada tipo de melanina presentes en muestras de cabellos y plumas.
No obstante, los científicos consideran que la técnica puede ser perfectamente aplicable también a la piel.
De esta forma, el equipo de investigación logró desarrollar el primer método no invasivo para cuantificar y distinguir la melanina.
Este método consiste en el análisis de la dispersión inelástica producida cuando las moléculas de los tejidos son excitadas con una fuente de luz.
Esta dispersión ofrece información acerca de la forma de vibración de las moléculas lo que permite identificar la estructura y naturaleza de las sustancias que forman parte de la piel, incluido el tipo y cantidad de melanina.
Los científicos refieren que la acción de esta técnica podría compararse a la de una cámara fotográfica o a las resonancias magnéticas actuales que obtienen la información sobre la superficie de las muestras.
De igual forma, los expertos sostienen que el nuevo método abre un amplio abanico de posibilidades en el estudio de la pigmentación, especialmente sobre el análisis de muestras valiosas que no pueden ser destruidas para ser tratadas químicamente, en campos que abarcan desde la biología evolutiva a la medicina.
En el estudio participó la Universidad de Fujita en Japón junto a otras instituciones españolas.
La técnica empleada ahora para distinguir y cuantificar la presencia de ambos tipos de melanina se basa en tratamientos químicos que requieren la extracción de los pigmentos del tejido que los alberga, así como la destrucción del mismo.
La melanina es un pigmento que se halla en prácticamente todos los seres vivos. Los dos tipos más frecuentes y que en humanos dan lugar a la coloración de la piel, el cabello y los ojos son la eumelanina y la feomelanina.
Sobre la segunda, se ha descubierto que su elevada presencia actúa como factor de riesgo del cáncer de piel.
Esta enfermedad es la forma más frecuente de cáncer en la población de piel blanca. Los tres tipos principales son el carcinoma basocelular, el carcinoma de células y el melanoma maligno, considerado el más grave.
El principal factor de riesgo para desarrollar un cáncer de piel son los denominados rayos ultravioleta de la luz solar, los cuales producen mutaciones en el ADN de las células que se acumulan durante años.

Fuente Prensa Latina

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG