jueves, 15 de agosto de 2013

Descubren en China un fósil de 160 millones de años

Al igual que otros mamíferos nocturnos más tempranos, Rugosodon eurasiaticus estaba activo durante la noche. La reconstrucción muestra al animal buscando alimentos entre los helechos y cícadas en las orillas de un lago en la oscuridad. / April Isch de la Universidad de Chicago.
Un equipo de científicos ha descubierto en China un fósil de 160 millones de años perteneciente a una nueva especie de roedor extinto que representaría el antepasado más antiguo de los mamíferos multituberculados. Este prehistórico 'roedor' pudo haber sentado las bases para la vida en los árboles.
El fósil de una nueva especie de mamífero, denominado Rugosodon eurasiaticus, que tendría el aspecto de una pequeña rata o una ardilla, representa según los expertos el antepasado más antiguo del grupo de los multituberculados, que vivieron en la Tierra hace 100 millones de años antes de que los roedores más modernos los sustituyeran.
Investigadores de la Academia China de Ciencias Geológicas y el Museo de Historia Natural, ambos en Pekín (China), en colaboración con la Universidad de Chicago y el Museo Carnegie de Historia Natural en Pittsburgh (EEUU), han llevado a cabo este hallazgo y el análisis de los restos.
El orden de los multituberculados floreció durante la era del Cretácico, que terminó hace más de 60 millones de años. Se les conoce como los mamíferos evolutivamente más exitosos en el registro fósil de la Tierra y, al igual que los roedores actuales, llenaron una amplia variedad de nichos: vivían bajo el suelo, en el suelo y en los árboles. Sobrevivieron a la extinción masiva del Cretácico-Terciario que acabó con la mayor parte de los dinosaurios.
Hasta su extinción, la mayoría de los multituberculados desarrollaron dientes que les permitieron disfrutar dietas vegetarianas, y poseían habilidades locomotoras únicas para trepar con facilidad a las copas de los árboles.
“Este nuevo fósil R. eurasiaticus sería el más antiguo ancestro del árbol genealógico de los multituberculados, sin embargo, tenía dientes adaptados para roer plantas y animales por igual”, afirma Chong-Xi Yuan investigador de la Academia China de Ciencias Geológicas en Pekín, que junto a su equipo analizó los restos fósiles.
A pesar del hecho de que pertenece a una especie muy temprana y probablemente vivía en el suelo, tenía muy buena rotación en las articulaciones del tobillo, una función que se reserva normalmente para las criaturas arborícolas.
Según sus hallazgos, los investigadores sugieren que R. eurasiaticus allanó el camino a los mamíferos vegetarianos posteriores, así como a los diversos roedores que finalmente aparecieron en el planeta. “Las adaptaciones de los dientes y el tobillo de este fósil debieron haber surgido muy temprano en la evolución de los multituberculados”, concluyen los científicos.

Fuente Agencia Sinc

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG