lunes, 19 de agosto de 2013

Inundaciones en Rusia obligan a evacuar a más de 19.000 personas

Foto: RIA Novosti
Más de 19.000 personas han sido evacuadas de sus viviendas en el extremo oriente de Rusia debido a inundaciones sin precedentes, anunciaron el lunes las autoridades rusas.
Unas 19.200 personas fueron evacuadas en las regiones de Amur, Jabarovsk y en la región autónoma judía, un pequeño territorio creado por Stalin para los judíos soviéticos, según el ministerio ruso de Situaciones de Emergencia.
El nivel del río Amur alcanzó niveles históricos en la ciudad de Jabarovsk, donde la lluvía seguía cayendo este lunes.
La crecida de los ríos alcanzará su punto más alto esta semana, indicó el jefe de la Agencia Meteorológica rusa Rosguidromet, Alexandre Frolov.
La televisión rusa mostró imágenes de camiones vertiendo arena en las calles para contener las inundaciones.
“Nuestra dacha (casa de campo) está inundada”, contaba una mujer de un pueblo cercana a Jabarovsk al canal de televisión NTV.
El Lejano Oriente de Rusia (también conocido como Extremo Oriente ruso), que se extiende por 2.000 kilómetros de oeste a este, ha sido duramente golpeado por una inundación sin precedentes durante los últimos días.
Las fuertes lluvias produjeron la crecida de los ríos y el desbordamiento de la presa de la central hidroeléctrica de Zeya, lo que ha dejado decenas de hogares bajo el agua.
Las dos mayores centrales hidroeléctricas de la región, la del Bureya y la del Zeya, comenzaron ya a liberar aguas para reducir el nivel de sus embalses. El régimen de emergencia fue declarado en Yacutia, Provincia del Amur, Primorie (litoral del Pacífico), en la Región Autónoma de los Hebreos y en el Territorio de Jabárovsk. El Ministerio de Defensa envió al Extremo Oriente equipos de médicos militares.
Hoy de día partieron a Blagoveshchensk doce aviones de transporte militar. Llevan a bordo médicos militares, practicantes, enfermeras, así como equipos pesados para fines médicos. El Ministerio de Defensa instala un hospital de campaña en la zona del azote, declaró Kiril Anastásov, comandante del destacamento especial de médicos militares.

–Las posibilidades de nuestro destacamento médico son los siguientes: puede prestar asistencia a doscientos cincuenta heridos al día y hospitalizar a cien pacientes a la vez. Al presente, se van más de cien especialistas del personal médico y auxiliar, y más de treinta vehículos especializados.

El Ministerio de Defensa Civil también envía destacamentos adicionales a las zonas afectadas. María Dubróvskaya, representante del servicio de prensa del centro regional del citado Ministerio en el Extremo Oriente, informa:

–En todos los poblados de la región, damnificados por la calamidad, operan centros operativos, trabajan grupos conjuntos de colaboradores del Ministerio de Defensa Civil de Rusia, de la policía y del Ministerio de Defensa. En la región han sido creados 150 puestos de alojamiento provisional de personas, donde se les presta asistencia médica y psicológica y se le da alimentación caliente. Actualmente en tales puestos se encuentro cerca de 9 mil personas.

A Blagoveshchensk llegó ya el jefe del Ministerio de Defensa Civil, así como miembros de una comisión gubernamental. Ellos controlarán la situación en las centrales hidroeléctricas del Bureya y del Zeya. Si el agua en el embalse del Zeya alcanza el nivel crítico, entonces, como dijo el jefe del ministerio, el vertimiento de agua aumentará hasta 4,5 mil metros cúbicos por segundo. Esto llevará a la inundación de treinta poblados en los que viven cerca de doscientas cincuenta mil personas. Pero, en la situación dada no hay otra salida, apunta Mijail Bolgov, experto del Instituto de Hidrología de la Academia de Ciencias de Rusia.

–Se lanza la cantidad máxima de agua para impedir su desborde. Porque en tal caso pueden sobrevenir consecuencias catastróficas, la presa quedará destruida y la situación devendrá incontrolable.

En Blagoveshchensk volverán a caer lluvias, el jueves alcanzaron al Territorio de Jabárovsk y Primorie (litoral del Pacífico).
El nivel del agua en el Amur aumentará un metro más. Pueden quedar inundadas no solo muchas aldeas sino asimismo importantes ciudades, como Jabárovsk y Komsomolsk del Amur.
Según alertan las autoridades, las fuertes lluvias continuarán hasta el mes de septiembre.

La crecida del río Amur cerca de la ciudad de Jabárovsk, en el Lejano Oriente ruso, alcanzó este domingo 647 centímetros, o 5 centímetros más que el nivel máximo histórico registrado en 1897.
Según la dirección regional de Situaciones de Emergencia, el flujo máximo de agua se espera entre el 20 al 25 de agosto, el nivel del Amur podrá subir hasta 650-700 centímetros. La crecida de 600 centímetros ya se considera peligrosa.
Las riadas más fuertes del Amur ocurrieron en 1897, 1928, 1956 y 1897.

Fuentes Actualidad RT - Ria Novosti - La Voz de Rusia 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG