miércoles, 11 de septiembre de 2013

Los depredadores pueden aprender a leer el camuflaje de sus presas

Foto: WIKIMEDIA COMMONS
Las criaturas que se camuflan pueden realizar actos de desaparición notables pero una nueva investigación muestra que los depredadores pueden aprender a leer ese camuflaje. El estudio, que utilizó sujetos humanos como depredadores en busca de mariposas ocultas en juegos de ordenador, encontró que los sujetos podían aprender a encontrar algunos tipos de presas camuflada más rápido que otros.
La investigación, llevada a cabo por la Universidad de Exeter y la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, y publicada en la revista 'Plos One', detectó que las polillas con marcas de alto contraste, que rompen la forma del cuerpo como las de una cebra o una jirafa, eran las mejores en evadir la depredación al inicio del experimento. Sin embargo, los seres humanos aprendieron a encontrar este tipo de presa más rápido que las polillas con marcas de bajo contraste que coinciden con el fondo, como en el caso de un insecto palo.
El estudio muestra que el beneficio de una estrategia de camuflaje depende tanto de lo bien que se impida la detección inicial como de lo bien que se inhibe el aprendizaje. El autor principal, el doctor Jolyon Troscianko, de la Universidad de Exeter, explicó: "Ésta es la primera vez que un estudio se ha centrado en el aprendizaje de los diferentes tipos de camuflaje en lugar de en la rapidez con la que el camuflaje impide la detección inicial".
"Encontramos diferencias en la forma en que los depredadores aprenden a encontrar diferentes tipos de camuflaje. Si demasiados animales comienzan a utilizar la misma estrategia de camuflaje y luego los depredadores aprenden a superar esa estrategia con mayor facilidad, las presas deberán utilizar diferentes estrategias de camuflaje para permanecer lejos del radar. Esto ayuda a explicar por qué existe una gran variedad de estrategias de camuflaje en la naturaleza", subraya el principal autor del estudio.
El camuflaje es un ejemplo visual de cómo funciona el proceso de la selección natural en la evolución. Las presas con las estrategias de camuflaje más exitosas evaden a los depredadores, sobreviven y se reproducen, dando lugar a futuras generaciones de individuos que se camuflan con éxito. El camuflaje es probablemente la forma más extendida de la prevención de la depredación en la naturaleza y también es valiosa en aplicaciones humanas, como en la acción militar, por ejemplo.

Fuente Europa Press

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG