jueves, 14 de noviembre de 2013

El Mar Mediterráneo y su clima, toda la información haciendo click aquí

Foto: Profesorenlinea
En este nuevo artículo les vamos a brindar información acerca del Mar Mediterráneo y su clima. Esperamos que todo el material sobre este hermoso y bello mar les sirva para completar sus tareas o simplemente para aprender más sobre este mar.
Otro dato importante para mencionar es que posee bellos paisajes que valen la pena visitar. Nos gustaría que nos dejen sus comentarios al respecto para saber que les pareció el articulo, saludos.
Para empezar les vamos a contar que el Mar Mediterráneo es un mar interior de Europa, Asia y África, unido al océano Atlántico en su extremo oeste por el estrecho de Gibraltar( lugar por donde se produce la unión natural de dos masas de agua: el mar Mediterráneo y el océano Atlántico y una separación entre dos continentes: Europa y África). El Mediterráneo cubre una extensión de unos 2.510.000 km2. Tiene una longitud de este a oeste de 3.860 km y una anchura máxima de 1.600 km. En general poco profundo 1.370 m de media, el Mediterráneo alcanza una profundidad máxima de 5.121 m frente a la costa sur de Grecia. Cabe mencionar también que es el segundo mar interior más grande del mundo, después del Caribe. Sus aguas, que bañan las tres penínsulas del sur de Europa (Ibérica, Itálica, Balcánica) y una de Asia (Anatolia). Además de estar conectado con el océano Atlántico, el Mediterráneo se encuentra conectado con el mar Negro por los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos y con el mar Rojo por el canal de Suez.
Los países que se encuentran alrededor del Mar Mediterráneo son: España, Francia, Italia, Grecia, Albania, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Croacia, Turquía, Chipre, Egipto, Marruecos, Tunez, Argelia, Libia, Siria, Palestina, Libano, Malta, Mónaco, Eslovenia e Israel.
Por otra parte y con respecto a la parte climática, podemos contarles que la cuenca del Mediterráneo es la región de las tierras alrededor del mar Mediterráneo que tienen un clima mediterráneo, con inviernos suaves y humedos y veranos calurosos y secos.
Las lluvias no suelen ser muy abundantes, aunque hay zonas donde se sobrepasan los 1.000 mm. Se presentan principalmente en otoño y primavera, variando según factores locales, y a veces pueden ser torrenciales.
Las temperaturas se mantienen, en promedio, todos los meses por encima de los 0ºC pero presentan variación estacional, hay meses fríos por debajo de los 18ºC y otros más cálidos que en el mediterráneo típico sobrepasan los 22ºC.
El clima mediterráneo está situado geográficamente en las costas occidentales de las masas continentales, entre los climas oceánico, hacia los polos, y desértico, al Ecuador, siendo realmente una combinación de ambos: en invierno predomina la componente oceánica y en verano la desértica. Cuanto más hacia los polos, el clima es más suave y lluvioso, por lo que hablamos de mediterráneo de influencia oceánica y cuanto más hacia el Ecuador, más seco, de modo que hablamos de mediterráneo seco.

A continuación les vamos a contar los diferentes climas mediterráneos que hay:

Mediterráneo típico:

El clima mediterráneo propiamente dicho es el que se da en la mayor parte de la costa mediterránea, con la excepción de Egipto y buena parte de Libia y Túnez donde el clima desértico llega a la costa.
El mediterráneo típico, Csa en la clasificación climática de Köppen, se caracteriza por veranos secos y calurosos, con temperaturas medias por encima de los 22ºC e inviernos húmedos y lluviosos, con temperaturas suaves. Cuanto más frío es el mes, más lluvioso resulta, y a la inversa, cuanto más caluroso es el mes, más seco resulta, aunque no tienen por qué coincidir de forma inversa las dos distribuciones. Este patrón es el propio de las costas de Francia, Italia, Croacia, Montenegro, Albania, Grecia, Chipre, Malta, Turquía, Siria, Líbano, Israel, Túnez, Argelia y Marruecos. En España se da en buena parte de Andalucía y Cataluña.
En el resto de España, al estar la costa orientada al este y protegida por la meseta castellana el régimen de precipitaciones se ve alterado y presenta habitualmente los máximos en otoño y primavera, siendo más seco el invierno pero mucho más lluvioso que el verano, por lo que podríamos hablar de un mediterráneo típico de precipitaciones equinocciales, ya que estas se concentran en las estaciones intermedias en lugar del invierno, presentando dos máximos, uno más acusado en otoño y otro menor en primavera. Es lo que sucede en Cataluña, Baleares y buena parte de la Comunidad Valenciana. También el mes más lluvioso varía en el resto del Mediterráneo, siendo más tardío cuanto más al este, llegando a ser el máximo desde el mes de octubre al de febrero, pero con un único máximo en la mayoría de los casos.

Mediterráneo continentalizado:

El clima mediterráneo, al no ser de precipitaciones constantes, varía bastante en cuanto se aleja de la costa ya que el aire presenta menor grado de humedad, de modo que adquiere elementos del clima continental, con amplitudes térmicas pronunciadas tanto diarias como anuales. Se pueden dar desde inviernos suaves y veranos muy calurosos hasta inviernos fríos y veranos suaves, en este último caso con heladas y precipitaciones en forma de nieve.
La continentalidad de las temperaturas en el Mediterráneo es gradual de la costa hacia el interior, de modo que no se puede llegar a hablar nunca de un clima continental, sino de un mediterráneo que se ve alterado por el relieve y la altura. En los valles mediterráneos de escasa altura se alcanzan las temperaturas más altas de Europa en verano y en las mesetas interiores se dan inviernos fríos con heladas abundantes. Así se han llegado a registrar más de 45ºC en las zonas bajas alejadas de la costa o con barreras que frenan la influencia del mar en España, Portugal, Italia o Grecia. En zonas de altura, como mesetas y valles altos, se han registrado en invierno temperaturas por debajo de los -15ºC, aunque la oscilación térmica anual media no llega a superar los 20ºC.
Las precipitaciones se distribuyen de igual modo que las zonas costeras próximas, si bien la orografía causa muchas veces una disminución de estas al estar al resguardo de los vientos húmedos marítimos que provocan lluvias, detenidas estas por las montañas que son las causantes, a su vez, de la continentalidad térmica.
El clima mediterráneo continentalizado se da en el interior de España, Italia, Chile, Chipre, Turquía. Líbano e Israel y fuera de la cuenca mediterránea en Uzbekistán.

Mediterráneo con influencia océanica:

El clima mediterráneo típico solamente se da en las costas mediterráneas al ser el único mar que está al este de un océano, en la costa occidental de una masa continental. En dicha costa el clima es parecido pero la oscilación térmica, al no ser ya un mar cerrado sino el océano, es mucho menor, presentando las características térmicas del clima oceánico, pero las precipitaciones del clima mediterráneo al estar ente la zona lluviosa templada y los desiertos. Es por tanto un clima con veranos más suaves y secos e inviernos lluviosos.
Según la clasificación climática de Köppen es el Csb y se da en buena parte de Portugal, sur de Galicia y, fuera de Europa, en las zonas que se sitúan entre el clima oceánico o Cfb y los climas áridos y desérticos o Bs y Bw. Son las zonas mediterráneas de altamar, la costa de California, la costa central de Chile, las zonas de Perth y Adelaida en Australia y la franja costera sudafricana en torno a Ciudad del Cabo. En estas la influencia oceánica da lugar a lluvias concentradas en invierno principalmente. Aun así, Sudáfrica y Australia están influidas por los ciclones tropicales, de forma que en verano pueden producirse algunas precipitaciones.

Mediterráneo seco:

El clima mediterráneo seco es el que se da como transición entre el clima mediterráneo y el desértico y se caracteriza por la aridez la mayor parte del año. En el caso de la cuenca mediterránea, donde se da el mediterráneo típico, tiene unas temperaturas invernales más cálidas que este y con menos lluvias, que oscilan entre los 200 y 400 mm. concentradas en las estaciones frías o en las equinocciales, presentando en cualquier caso un verano seco y caluroso con temperaturas medias superiores a los 25ºC, máximas suaves en la costa y muy altas en zonas interiores, pudiendo sobrepasar los 45ºC en situaciones de olas de calor. En las zonas oceánicas, donde se da el mediterráneo de influencia oceánica, las temperaturas son más suaves, con menor oscilación térmica anual y diaria, si bien superan en muchos casos los 22ºC de temperatura media estival, ya que en las fachadas continentales occidentales también se da como transición entre el mediterráneo de influencia oceánica y el desértico cálido.
En España es propio de la mayor parte de Murcia, Alicante y Almería. También se da en áreas de Portugal, Grecia, Marruecos, Argelia, Tunez, Libia, Siria, Jordania, Israel, Australia, Chile y California.

Fuente Wikipedia

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

MAS NOTICIAS EN EL BLOG