domingo, 16 de marzo de 2014

Cuidemos el medio ambiente: qué hacer con las pilas usadas

En este nuevo artículo vamos a dar algunos consejos de que hacer con las pilas usadas y de esta manera estaremos cuidando el medio ambiente de su peligrosa contaminación.
Una pila es una pequeña unidad electroquímica que genera electricidad por la reacción química de sus componentes. Entre los metales que contienen las pilas se encuentran el mercurio, cadmio, plomo, zinc, manganeso, litio y níquel.
Lamentablemente la mayoría de las personas no sabe que las pilas son extremadamente contaminantes, no solo para el medio ambiente sino para la salud de los seres vivos. Por eso una vez que estas cumplen su vida útil son desechadas a la basura doméstica o a cielo abierto; con el paso del tiempo y por la descomposición de sus elementos se oxidan y derraman diferentes tóxicos en el suelo, agua y aire. Cabe destacar también que algunas pilas al entrar en contacto con el fuego pueden explotar. En otros casos, los componentes de las pilas entran en combustión y liberan gran cantidad de contaminantes al aire.
La mayoría de los compuestos de las pilas y baterías, pueden producir daños en el sistema nervioso, fallas renales, trastornos gastrointestinales, daños hepáticos, daños a la vista, cardiovasculares, respiratorios, efectos sobre el sistema reproductivo y alergias. Es por esta razón que es muy importante desecharlas en un lugar seguro una vez que han terminado su vida útil. 
Es muy importante tomar conciencia sobre este problema, ya que a nivel mundial se arrojan a los basureros grandes cantidades de pilas y baterías diariamente, creyendo que esto es algo inofensivo, pero la realidad es que sus efectos son muy nocivos. 
Siempre tenemos que pensar que nuestro planeta es nuestro hogar y si lo dañamos y lo contaminamos, los principales perjudicados seremos nosotros y las generaciones futuras. Si cada uno de nosotros colaboramos con pequeñas acciones ecológicas, el planeta lo agradecerá. La realidad es que nuestra tierra esta muy dañada por el accionar del hombre y si encima seguimos haciendo las cosas mal, lamentablemente que buen futuro podemos esperar, lo bueno y lo positivo es que el cambio más grande depende de nosotros. Siempre recuerda y reflexiona esta frase: "El futuro de nuestro planeta depende de nosotros y de las pequeñas acciones en beneficio del mismo".
A continuación y como les prometimos apenas empezamos este artículo, vamos a dejarles algunos consejos de que hacer con las pilas usadas.   

1) Siempre y en lo posible hay que tratar de evitar el uso de aparatos que necesiten de pilas o baterías para funcionar y también exigirles a los fabricantes que utilicen sustancias no toxicas en sus productos, y que sean ellos quienes realicen programas de recolección y reciclado de pilas.   

2) Deberás tirar las pilas en contenedores destinados exclusivamente para pilas. De esta manera te aseguras que las pilas reciban el tratamiento que necesitan. Si tu ciudad cuenta con estos contenedores y no sabes donde encontrarlos, informate bien de cuales son los puntos más cercanos para desechar correctamente las pilas y baterías. Hay países que tienen opciones variadas para el reciclado de pilas y baterías y otros que no, o mejor dicho no le dan la importancia necesaria a este problema que es mundial.

3) Si tu ciudad no cuenta con contenedores especiales para pilas y baterías, no hay problema, lo que debes hacer es juntar todas las pilas y baterías que estén dando vuelvas por la casa y ponerlas en una botella de plástico con su tapa correspondiente, para que llegado el momento de desecharlas te sea mucho más fácil encontrarlas.

4) Otra opción muy conveniente es usar pilas recargables, ya que estas pueden sustituir hasta 300 desechables. Las pilas recargables no solo disminuyen el impacto ambiental de la contaminación que producen sus residuos, sino que al mismo tiempo se ahorran los recursos naturales que exige su producción. Su uso está por encima de las 1.000 cargas. Es decir, que una sola pila recargable podría sustituir alrededor de 1.000 pilas comunes. Los cargadores tardan menos de 15 minutos en cargar las pilas.
Igualmente no tenemos que olvidarnos que aunque sean recargables siguen siendo altamente contaminantes, por lo que cuando se acabe su vida útil, deberás tirarlas junto al resto de las pilas convencionales.

En la actualidad son cada vez más los aparatos eléctricos que se usan, por ende son más y más las cantidades de pilas y baterías que se consumen a diario y también las grandes cantidades que terminan en los basureros y en las calles, representando esto una contaminación muy peligrosa con valores sumamente elevados y perjudiciales para el medio ambiente y nuestra salud.
Cambiar nuestro estilo de vida sería la mejor opción. Por eso con pequeños cambios en nuestros hábitos como utilizar pilas recargables son la mejor alternativa.

Esperamos que les haya gustado el artículo y por sobre todo que les sea de mucha utilidad, para tomar conciencia y reflexionar sobre este grave problema a nivel mundial.
También nos gustaría que nos dejen sus comentarios por si quieren aportar más información, saludos.

Fuente: Greenpeace

1 comentario :

MAS NOTICIAS EN EL BLOG